Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

Tercer Milenio

Marian Galindo: "Atapuerca dará trabajo a generaciones de estudiosos"

None

Marian Galindo, en el yacimiento de El Portalón, en Atapuerca
marian galindo

Hay personas sin las que nuestra vida profesional no sería la misma. Para Marian Galindo Pellicena, esa persona es Gloria Cuenca, profesora de Paleontología de la Universidad de Zaragoza. Gracias a ella tuvo su primer bautismo en Atapuerca. “Aprendí mucho -recuerda- y este primer contacto es el que me abrió las puertas. Comencé a trabajar bajo la supervisión de Gloria, mientras realizaba la tesina en paleoecología”.

A partir de este momento, sus veranos siguieron vinculados a Atapuerca. Con 30 años, ha participado en excavaciones de diferentes cronologías, desde dinosaurios del Cretácico hasta la Prehistoria reciente. Un viaje en el tiempo cuya parada más especial se encuentra en la Sima de los Huesos: “Contemplé cómo excavaban un fragmento de un cráneo de la especie Homo heidelbergensis. Se veía por su cara interna, la que está en contacto con el cerebro. Fue impresionante presenciar cómo aparecía esta pieza, perteneciente a una especie antepasada de los Neandertales, de hace más de 500.000 años”. Aunque en aquella ocasión solo fue una espectadora, el trabajo de campo es lo que más le apasiona, “tanto por el contacto directo con el material encontrado como por la interacción con la gente. Son muchas horas en pocos metros y eso une mucho. Atapuerca es un inmenso tesoro que dará trabajo a generaciones de estudiosos”.

Como una evolución natural, la suma de todas estas experiencias la llevó a Madrid, donde disfruta de una beca del Ministerio de Ciencia e Innovación. El objetivo de su tesis es encontrar el origen de la domesticación en la península, a partir de la identificación de fragmentos de huesos de grandes mamíferos recuperados en el yacimiento de El Portalón (Atapuerca) y en el yacimiento de Chaves (Huesca), diagnosticando especies domésticas o salvajes y su relación con los humanos: “Podemos encontrar patologías del uso de animales para llevar cargas o descubrir que fueron ofrendas en ritos funerarios”.

En este apasionante viaje la acompaña Juan Luis Arsuaga, su director de tesis. “Es un científico excepcional y una persona con un gran sentido del humor. A pesar de su apretada agenda, siempre tiene un hueco para sus doctorandos”. Otra baza para terminar con éxito su investigación es la Residencia de Estudiantes de Madrid, donde vive desde hace dos años gracias a una beca del Ayuntamiento de la capital. Un centro por el que han pasado Einstein o Marie Curie y en el que encuentra “un clima muy propicio para el estudio”.

LA FAUNA DE EL PORTALÓN

Marian Galindo es beneficiaria de una beca de formación de personal investigador del Ministerio de Ciencia e Innovación. Su tesis doctoral se centra en el ‘El estudio de la fauna de los niveles holocenos del yacimiento de El Portalón, Atapuerca, Burgos’, bajo la dirección de Juan Luis Arsuaga en el Centro Mixto Universidad Complutense de Madrid e Instituto de Salud Carlos III de Evolución y Comportamiento Humanos. El objetivo es determinar cuándo y cómo comienza la domesticación en estos parajes, a partir del registro fósil encontrado.

Etiquetas