Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

SALUD Y BELLEZA

No solo de operación bikini vive el cuerpo

Las dietas ya no sirven para ser el más observado en la playa. Numerosos tratamientos complementarios a este clásico de las semanas previas al verano se abren paso entre hombres y mujeres.

Los tatuajes faciales son una opción muy demandada para cejas y labios
No solo de 'operación bikini' vive el cuerpo
HERALDO.ES

Se acerca el verano y la obsesión de cada año por conseguir un cuerpo perfecto acecha. Pero llevarse todas las miradas en la playa ya no es solo cuestión de ponerse a dieta: los tratamientos de belleza cada vez son más y más sofisticados. Bronceados permanentes, cejas tatuadas o sesiones de vacumterapia son para algunos el complemento perfecto de una buena dieta, que sigue siendo la estrella de la puesta a punto veraniega. Tratamientos caros que se aplican, en su mayoría, sin supervisión médica.

‘Machacarse en el gimnasio’ o condenarse al martirio de una dieta milagro durante semanas ya no son suficiente para eliminar la grasa sobrante, la celulitis o hacer desaparecer las estrías. Tratamientos con nombres tan poco amigables como cavitación (120 euros por sesión como mínimo), radiofrecuencia (entre 150 y 400 euros la sesión) o vacumterapia (desde 100 euros la sesión) sirven para moldear la figura al gusto y se aplican en centros de belleza.

Los pechos son una de las partes del cuerpo que más atención y se lleva y más se retoca en estas fechas. El aumento o la reducción de mamas han sido los procedimientos más extendidos en la materia, pero en los últimos tiempos ha proliferado lo que los expertos han llamado el aumento de mama secundario. Se trata de implantar una mama artificial de tamaño mediano o pequeño en la mujer que primeramente se había implantado una talla grande. El coste medio de la intervención ronda los 5.000 euros. Pero en este caso, la presencia del cirujano es imprescindible y son intervenciones bajo supervisión médica.

Los tratamientos para moldear el cuerpo pueden complementarse con unas sesiones de cámara hiperbárica (70 euros la sesión), cuyo fin es tonificar la piel. Este procedimiento consiste en someter al cuerpo a un exceso de oxígeno puro para regenerar las células de la epidermis.

Bronceados naturales

En cuanto al color de la piel, cada vez es más frecuente ir a la playa luciendo moreno. Durante los meses de frío, los adictos al bronceado ya no solo acuden a baños de rayos UVA. A este método lo ha sustituido el llamado bronceado de caña de azúcar, 100% natural. Su aplicación se hace con un difusor a modo de pistola y su precio, para todo el cuerpo, ronda los 30 euros. Su duración es de aproximadamente 10 días, dependiendo de la piel.

‘Tatuajes’ faciales

En lo que se refiere a tratamientos faciales, destacan las cejas tatuadas (200 euros), para aquellas personas que tienen cejas muy poco pobladas y cada día han de maquillarse. Todo lo contrario supone el llamado planchado de cejas, que a través de productos químicos, especiales para su administración en peluquerías, ofrece un moldeado casi perfecto de cejas pobladas.

La vuelta de tuerca en este apartado de belleza facial es la diastema provocada. La diastema es la separación que existe entre los incisivos superiores -los dientes centrales o 'paletas'- y al parecer en estos tiempos es un accesorio de moda más. Las publicaciones ‘rosas’ llevan meses haciéndose eco de que hay famosos que se someten a tratamientos dentales para provocarse la separación. El diseñador español David Delfín podría ser, según se ha publicado, uno de los que ha sucumbido a la moda de la diastema.

La belleza corporal es algo, dicen los expertos, muy sujeto a modas, por lo que los especialistas sanitarios llaman a la prudencia en la aplicación de tratamientos de belleza que, a la larga, hipotequen la salud.

Etiquetas