Salud
Suscríbete por 1€

Heraldo Saludable

salud

¿En qué se diferencian las pústulas de la varicela de las de la viruela del mono?

Sendas enfermedades se caracterizan por la erupción en la piel de pequeñas ampollas, además de compartir otros síntomas como la fiebre, el cansancio y el malestar general. 

Diferencia principal entre las erupciones de la varicela y la viruela del mono.
Diferencia principal entre las erupciones de la varicela y la viruela del mono.
V. M.

Según datos publicados en el Boletín Epidemiológico de Aragón, en la comunidad se han diagnosticado 70 casos de varicela desde enero de 2022 hasta la actualidad. Una enfermedad causada por el virus de la varicela-zóster que supone la erupción en la piel de pequeñas pústulas contagiosas para quienes antes no han pasado la enfermedad o no se han vacunado. 

Esas pequeñas ampollas se presentan en un periodo de tiempo de entre 10 y 21 días después de la exposición al virus, siendo los síntomas más comunes de la dolencia la fiebre, el dolor de cabeza y el cansancio o sensación de malestar general. 

Comparando estos con los primeros signos conocidos de la viruela del mono -según los últimos datos publicados en España hay 30 casos confirmados y 40 en investigación-, se puede comprobar que las similitudes son muchas. Pero, ¿cuáles son las diferencias?

"Según la OMS, si comparamos la viruela del mono con otras enfermedades exantemáticas o eruptivas como la varicela, uno de los rasgos que las hacen distintas es que la del simio no respeta las palmas de las manos. Esas máculas -manchas-, pápulas -cuando ya son elevadas- y pústulas -si hacen costra-, pueden también aparecer incluso en las plantas de los pies, lo que no ocurre con la varicela", explica Luis Miguel García, presidente Sociedad Aragonesa de Medicina de Familia y Comunitaria. 

Otra de las diferencias, "también evidente", es que las lesiones causadas por orthopoxvirus, como es el de la viruela del mono, causan dolor, pero no picor. El dolor puede ser intenso, con independencia de la zona del cuerpo donde aparezcan las heridas.

"Solo cuando están ya a punto de curarse y se han convertido en una costra pueden picar", apunta el especialista. En el caso de la varicela, ese malestar que obliga a rascarse "puede llegar a ser importante incluso desde el principio de la aparición de las máculas", advierte el doctor.

El último de los signos que distingue sendas dolencias y que puede ayudar a los profesionales a "lograr un rápido diagnóstico" es que antes de que hacerse visibles esas manchas, pueden aparecer adenopatías, "es decir, ganglios inflamados", apunta Luis Miguel García, quien alude "al tiempo en el que tardan en aparecer las máculas, tras la aparición de fiebre" como otra señal diferencial. 

"En el caso de la varicela esas manchitas salen a las 24 o 36 horas tras el malestar general. Con la viruela del mono pueden pasar días hasta que se hacen evidentes", concluye Luis Miguel García. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión