Salud
Suscríbete por 1€

Heraldo Saludable

heraldo vida saludable

El reto de crear espacios para permitir que habite lo singular

Con motivo del Día Mundial del Autismo, TEAdir-Aragón destaca la importancia de respetar su complejidad y prestar atención a los intereses específicos de estas personas.

Obras creadas en el marco del proyecto ‘Andar de Nones’, ubicado en Harinera ZGZ.
Obras creadas en el marco del proyecto ‘Andar de Nones’, ubicado en Harinera ZGZ.
Teadir-Aragón

El próximo 2 de abril se celebra el Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo, una cita creada por la ONU con el fin de sensibilizar sobre la importancia de mejorar la calidad de vida de las personas que padecen este trastorno.

Un cometido en el que las asociaciones juegan un papel determinante. Ejemplo de ello es TEAdir-Aragón, entidad fundada en 2012 con el objetivo de generar un espacio de encuentro para los autistas y sus familias y acompañarles en el día a día mediante el impulso de diversas iniciativas que respetan su singularidad. "Lo primero que hacemos son reuniones con los padres, al menos una al mes. Siempre nos ha gustado partir de cuestiones que plantean las familias y, sobre todo, de textos escritos por autistas. Partimos de un tema o un fragmento de un libro y las familias van hilándolo con cuestiones propias, con los niños, con lo cotidiano. No es un lugar donde se den pautas, sino que se extraen pautas del hacer de los niños. Intentamos encontrar la lógica que hay detrás de un comportamiento, con qué coincide, e intentar encontrar un porqué", explica Gracia Viscasillas, psicóloga e integrante de la asociación.

"Hay veces que contamos con profesionales de entidades del extranjero que comparten nuestra orientación. Y uno de ellos nos planteó la importancia del saber de las familias. Que el saber de los técnicos no eclipsara el que tenemos nosotros de nuestros hijos. Y eso fue un punto de inflexión. Se ve en ejemplos como el de un niño que siempre se paraba delante de una tienda y su madre creía que quería comprar algo. Hasta que se dio cuenta de que lo que realmente quería era ordenar unas botellas", apunta Cristina Laborda, secretaria y responsable de proyectos culturales en la entidad.

TEAdir-Aragón cuenta en sus filas con los psicólogos y el resto de profesionales de los equipos de los centros Torreón y Patinete, además del artista Gejo. La asociación forma parte de un proyecto europeo destinado a la inclusión razonada de los niños en edad escolar -IREAMS-, colabora con numerosos centros educativos e impulsa diversos proyectos artísticos.

Uno de los más destacados es ‘El Mundo en singular’, una exposición itinerante que partió de tres familias que detectaron el interés de sus hijos por el arte y que se inauguró en el Centro Joaquín Roncal en 2015. La iniciativa, que contó con la colaboración de los alumnos de la Escuela de Arte de Zaragoza, empezó acogiendo las obras de tres personas con autismo y ahora cuenta con las de un total de 60. "Vimos que sus obras eran muy interesantes, al mostrar aspectos como los abrazos, por lo que era un material que nos iba a servir mucho para desmitificar la idea de que los autistas no quieren tener relación con otras personas", apunta Laborda, quien agrega que así cumplían con uno de los grandes fines de la entidad: crear espacios donde los autistas puedan habitar con su manera singular de entender el mundo, de forma que no sean ellos los que tengan que adaptarse a estos, sino que puedan encontrar allí un lugar propio.

"La exposición ponía en juego dos elementos que llevamos por bandera: dignidad y respeto, y reflejaba estilos absolutamente diferentes. Siempre suele hablarse del déficit, por eso queríamos poner en valor ese interés particular que tienen y cómo les sirve para hacer lazos", señala Viscasillas sobre una muestra que visitó varias ciudades españolas y otras extranjeras, como Venecia, Bruselas o Burdeos, y que llevó aparejadas otras actividades de sensibilización, como presentaciones de libros, mesas redondas o talleres.

'Andar de Nones'

A raíz de esta muestra se creó en Harinera ZGZ ‘Andar de Nones’, un proyecto cultural que habilita un espacio artístico –no terapéutico ni ocupacional– para personas con diversidad psíquica junto a otros creadores, que cuenta con Laborda y Gejo como facilitadores y que ha tenido un gran éxito.

Una labor que se enmarca en la voluntad constante de los miembros de la asociación de darles peso a los intereses específicos de las personas con trastorno del espectro autista (TEA). "La lectura que se hace al hablar de autismo son dificultades de relación, y las hay. Pero justamente a través de sus intereses específicos ellos nos muestran el camino a seguir para acercarnos, otra cosa es que estemos en disposición de entenderlo. Ese interés concreto es el camino a través del cual podemos encontrarnos con ellos. Si lo atendemos, caminaremos juntos fácilmente", manifiesta la psicóloga.

Por último, Laborda considera importante que se respete la complejidad del autismo en los acompañamientos que se hacen en ámbitos como el social o el escolar e invita a la sociedad a dejarse sorprender por lo que estas personas pueden enseñarnos y a acudir a la 'fiesta impar' que celebrará la asociación el 2 de abril en Harinera ZGZ.

- Ver más noticias de salud.

REALIZADO POR BLUEMEDIA STUDIO
Este contenido ha sido elaborado por BLUEMEDIA STUDIO, unidad Branded Content de Henneo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión