Salud
Suscríbete por 1€

Heraldo Saludable

Nutrición saludable

Cenas (excesivamente) ligeras, ¿son saludables?

Todas las comidas que se hagan en el día deberían estar compuestas por carbohidratos, proteínas y grasas saludables.

Yogur con fruta.
Yogur con fruta.

La alimentación es uno de los pilares fundamentales que ayudan a llevar una vida sana. Para comer saludable no es necesario restringir comidas, imponerse dietas estrictas o seguir normas imposibles que solo generan frustración. Una nutrición completa, como tantas veces hemos dicho, se basa en comer de manera variada en sus justas cantidades, teniendo en cuenta que los tres macronutrientes esenciales son necesarios. 

Así pues, todas las ingestas diarias deberían tener presentes carbohidratos, proteínas y grasas en mayor o en menor medida, dependiendo de nuestros objetivos deportivos y estéticos, nuestra composición corporal, hormonal y nuestras necesidades individuales. 

Pero no siempre se cumple esta sencilla regla. Muchas veces se tiende a recortar algunas comidas cuando nos hemos excedido en otras. Por ejemplo, las cenas tienden a ser sacrificadas cuando queremos adelgazar o creemos que hemos comido de más y, al final, acabamos comiendo un yogur o una pieza de fruta antes de ir a la cama. Estas restricciones, que nos hacen creer que estamos retomando de nuevo el control sobre la dieta y la alimentación, suelen ser contraproducentes. 

El método del plato

Desde el Colegio Profesional de Dietistas-Nutricionistas de Aragón avisan de que cenar un yogur, fruta o similar no es tan beneficioso como pueda parecer, ya que no es una ingesta completa a nivel nutricional. La Universidad de Harvard desarrolló en su día el conocido método del plato, que consiste en dividir cada comida en diversas raciones según los nutrientes: un 50% por frutas y verduras y la otra mitad por proteínas saludables (pescados, legumbres, huevo, etc.) y granos integrales (pan, pasta, arroz), estos últimos en función del grado de actividad física.

Así pues, apostar por reducir las cenas solo debe hacerse en el caso de que se llegue al final del día con un aporte calórico completo o, de lo contrario, no se estará llevando como se debe una nutrición completa y saludable. Lo mejor cuando un día nos hayamos excedido en la comida es no castigarse y recuperar el ritmo normal al día siguiente: no por una comida copiosa se van a perder los avances conseguidos durante meses de disciplina. 

¿Quieres recibir todas nuestras propuestas de planes para mantenerte en forma? Apúntate y te enviaremos nuestra newsletter.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión