Salud
Suscríbete por 1€

Heraldo Saludable

¿Por qué la tercera dosis de la vacuna sienta peor?

Escalofríos, malestar general y agotamiento son los síntomas que pueden presentar quienes se han inoculado con la dosis de refuerzo de la vacuna contra la covid.

Fotos de los sanitarios recibiendo la tercera dosis de la vacuna conta la covid
Fotos de los sanitarios recibiendo la tercera dosis de la vacuna conta la covid
Toni Galán

"La primera dosis no me hizo ningún tipo de reacción. Con la segunda tuve dolor de brazo. Pero la tercera me dejó fatal, con escalofríos y un atontamiento que no había tenido antes". Así explica Laura Olmedo Gil, de 42 años, su sensación tras ponerse la dosis de refuerzo de la vacuna contra la covid. Esta zaragozana asegura que además ya iba "avisada". "A mi madre le pasó lo mismo. Es cierto que no son síntomas importantes y que pasan en un día, pero parecen estar más generalizados o al menos es lo que le está ocurriendo a la gente que me rodea", apunta Olmedo.

Situación similar por la que pasaron, hace tan solo tres días, Alberto Peña y su pareja Estefanía Murillo, de 44 y 41 años respectivamente. "Nos pusieron la tercera dosis a los dos con un día de diferencia. Esa misma madrugada me desperté con escalofríos por la noche y alguna décima de fiebre", apunta Peña. Un agotamiento generalizado, "como nunca" es lo que sintió Estefanía Murillo, tan solo unas horas después". "Ella ya lo pasó regular con la segunda dosis, pero no era mi caso", añade Alberto.  

Otro testimonio, en la misma línea, es el de Juan Carlos Rodríguez, de 45 años. Vacunado con sendas dosis de Pfizer, recuerda que con la segunda tuvo una "sensación de atontamiento y dolor de cabeza que no fue más allá". "Con la de refuerzo fue como si hubiera corrido una maratón. No tuve fiebre, pero el cansancio general me duró cerca de dos días", asegura el zaragozano.

Reacciones adversas que parecen más generalizadas entre la población al inocularse la dosis de refuerzo contra la covid, aunque siempre hay excepciones. Es el caso de Manuel Lobera, de 36 años. "Yo no he tenido ningún malestar. Los dos primeros pinchazos fueron con Pfizer y este último con Moderna. Un amiga mía que es nacida en Zaragoza pero vive en Dublín me metió mucho miedo porque me dijo que ella 'pensaba que se moría' con los efectos de la dosis de refuerzo. En mi caso, si me tengo que quejar de algo, es de alguna molestia en el brazo del pinchazo, pero ni fiebre, ni escalofríos ni dolores fuertes de ningún tipo", asegura el joven

En todo caso, ¿a qué se debe que haya mayor reacción general al inocular la tercera dosis? El epidemiólogo aragonés Nacho de Blas lo explica: "En Zaragoza capital se administra Moderna. Es una vacuna más reactogénica y con mayor respuesta inmune que la de Pfizer o AstraZeneca, las cuales fueron inoculadas en su momento a un parte de la población general que ahora se inocula la tercera dosis con Moderna". "De hecho, cuanto más joven es quien se vacuna, más se nota, puesto que todavía hay anticuerpos en su organismo", explica el experto. "Es la reacción normal del sistema inmune, que está ya estimulado", apunta De Blas.

Opinión compartida por el presidente el presidente de la Sociedad Aragonesa de Medicina de Familia y Comunitaria, Luis Miguel García. "Hay muchos factores que pueden influir para que esa tercera dosis haga reacción, entre ellos, antecedentes inmunitarios, o que la persona afectada haya tenido contacto con el virus sin saberlo o, simplemente, que haya una mayor reacción de anticuerpos a esa vacuna", apunta García. No obstante, los expertos recuerdan que los síntomas duran entre 24 y 48 horas y se pueden suavizar con ayuda de paracetamol o ibuprofeno.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión