Salud
Suscríbete

Heraldo Saludable

heraldo vida saludable

¿Podría comerse estos platos navideños típicos de otros países?

Los tamales, el ‘stollen’, el lechón, los ‘romeritos’, el ‘Christmas pudding’, el antipasto o la oca rellena son algunas de las propuestas culinarias que se disfrutan en estas fechas en diversas zonas del planeta.

Los costarricenses suelen comer tamales de cerdo en Navidad, cuyas recetas se transmiten de generación en generación.
Los costarricenses suelen comer tamales de cerdo en Navidad, cuyas recetas se transmiten de generación en generación.
Freepik.

El asado, los langostinos, el rape al ajillo, los canapés, el turrón, el mazapán o los polvorones son algunos de los clásicos gastronómicos que nunca faltan en las Navidades españolas. Unas opciones que se están degustando estos días alrededor de las mesas de millones de familias en el país y en torno a las cuales se celebran habitualmente estas fechas tan señaladas.

No obstante, la creciente fascinación que existe en la sociedad hacia el ámbito culinario ha hecho que cada vez más personas se interesen por las propuestas que se preparan en otros países para esta festividad y que hayan incorporado algunos de sus aspectos a sus elaboraciones. Por ejemplo, en Alemania se prepara el 'stollen', un dulce típico de Dresde que consiste en una masa densa y poco alveolada que se hace con harina, levadura, huevos, leche y mucha mantequilla. En Francia, es habitual que las comidas tengan como entrante foie-gras de pato o de oca, que puede ir acompañado de ostras y marisco, además de unas tablas de quesos. Para nuestros vecinos portugueses, es tradicional sentarse a la mesa para compartir un plato de bacalao acompañado con col y patatas hervidas, huevos cocidos, garbanzos, cebolla o perejil; añadiendo asimismo el pavo al horno o el lechón como protagonista de la cena de Nochebuena.

Los ingleses se decantan en su caso por la oca o el pavo al horno rellenos de nueces troceadas, carne de vaca, bacon y manteca de cerdo, optando para el postre por el 'Christmas pudding', un flan típico que esconde, como el roscón de Reyes, una figurita en su interior como símbolo de fortuna. Italia, por su parte, cuna de la pasta, cuenta con la variedad de 'gnocchi' como centro de una de sus recetas más populares, además del antipasto, un aperitivo frío que se puede elaborar con aceitunas, salami, jamón, marisco, verduras, ensaladas o frutas.

Al otro lado del Atlántico, destacan delicias como los tamales, postre estrella en Costa Rica preparado generalmente a base de masa de maíz rellena de carne, vegetales, chiles, frutas y salsas, envuelto en hojas vegetales de mazorca de maíz o de plátano, bijao, maguey, aguacate o canak. Y, como grandes amantes del asado que son, los argentinos los cocinan a base de trozos de carne de vaca como costillas, matambre, vacío, menudencias, como mollejas, riñones, chinchulines o pollo, todo ello acompañado de chimichurri, el tradicional aliño. Los mexicanos, en cambio, se decantan por la 'ensalada de Nochebuena', hecha con manzana, nuez, apio y crema; así como por el bacalao y por los ‘romeritos’, un guiso elaborado con pan de hierbas y preparado con mole, papa, nopales y camarones secos.

La creciente fascinación que existe en la sociedad hacia el ámbito culinario ha hecho que cada vez más personas se interesen por las propuestas que se preparan en otros países para esta festividad.
La creciente fascinación que existe en la sociedad hacia el ámbito culinario ha hecho que cada vez más personas se interesen por las propuestas que se preparan en otros países para esta festividad.
Pexels.

"Introducir platos de otras culturas es siempre un poco complicado ya que, en ocasiones, no conocemos los ingredientes o no tenemos acceso a ellos. Pero no es arriesgado trasladar platos de otros países a nuestra mesa. En realidad, es positivo, ya que así ampliamos nuestras preparaciones. El problema es la disponibilidad de sus ingredientes y que, a veces y sobre todo en Navidad, la tradición prima frente a la innovación", explica la dietista-nutricionista Laura Reviejo.

En lo relativo a la forma de cocinar estas recetas, la profesional apunta que si se quiere trasladar un plato de otra región a nuestra mesa se deben respetar no solamente sus ingredientes, sino también su preparación. "Siempre le podemos dar un toque personal, pero la elaboración y las técnicas de cocinado son lo más importante", agrega.

Sobre las características nutricionales de algunas de estas propuestas, Reviejo destaca el pavo, que, en lugares como Reino Unido, se come relleno para estas fechas: "Se trata de una carne poco grasa con una elevada cantidad de proteínas y que se hace al horno, por lo que es una opción muy saludable y nutritiva para una cena navideña. No obstante, luego viene el relleno, que si se compone de frutas, vegetales o frutos secos le da un toque especial y repleto de virtudes, pero si se opta por otros la cosa cambia".

Otra de las opciones es el 'weihnachtsgans' de los alemanes, un ganso asado relleno de manzana, estragón y cebolla que suelen acompañar con col lombarda y manzanas rellenas. En este caso, el ganso es "una carne grasa, con lo cual esta cena es copiosa y saciante", apunta la experta.

Asimismo, cabe resaltar el 'gulasch' de Austria, un plato que, tal y como apunta Reviejo, es originario de Hungría pero se ha adaptado a las costumbres austriacas y es considerado ya un plato nacional. "Es un estofado cocinado con especias, carne de res, pimiento y pimentón. Un plato caliente con ingredientes muy saludables pero que requiere un tiempo de cocción muy largo. Se suele usar como primer plato, aunque lo ideal por su contenido en carne es que se acompañe de una ensalada templada y se sirva como segundo", añade.

En Rumanía, por su parte, la receta estelar es el 'sarmale'. Se trata de unos rollitos de carne –puede ser pollo, cordero o cerdo– con ajo, cebolla, pimientos, arroz y especias, envueltos en hojas de col o repollo, que se acompañan con 'mamaliga' (pan de maíz rumano) y la nata untuosa llamada 'smantana', similar a la crema de leche, con un punto ácido que da contraste al rollito de carne.

Si hablamos de Rusia, en cambio, las comidas de Navidad no se caracterizan por girar en torno a un plato principal, componiéndose más bien de un conjunto de propuestas en las que abunda el pescado o la patata. El 'zakuski' es un buen ejemplo de ello, pues está formado por un grupo de entremeses fríos y calientes elaborados normalmente a base de huevo con caviar o salmón y regados con vodka. Tampoco falta la ensaladilla rusa (conocida allí como 'Olivier') o el 'pelmeni', propuesta clásica de Europa del este que consiste en saquitos de pasta rellenos de bolas de carne.

Los acompañamientos

Productos muy buenos y hechos con materias primas de calidad son dos de las señas de identidad de los platos principales que normalmente se sirven con motivo de esta festividad y entre los que predominan las carnes y los pescados con vegetales, frutas o frutos secos, componentes que les dan sabor. "Por ello, si a la hora de elaborarlos no se les añaden muchos aceites o salsas, suelen ser saludables. El problema de la Navidad son los acompañamientos, los entrantes, las bebidas, los picoteos y las cantidades que se comen. Y, en muchos casos, que estos platos no se unen a un primero con una ración de vegetales", manifiesta la dietista-nutricionista.

En lo relativo a España, Reviejo apunta que se preparan platos muy saludables para estas fechas, como el marisco gallego, el cardo, la borraja con gambas aragonesa o el pavo relleno de manzana con frutos secos acompañado de una ensalada templada.

América Latina

Además de Europa, en Latinoamérica las Navidades se viven con especial intensidad. Citas como Nochebuena se celebran con una cena y una comida en familia en las que se disfruta de recetas heredadas de generación en generación que forman parte de la identidad de cada país y cuyos ingredientes pueden comprarse en Zaragoza en algunos casos. Ejemplo de ello son los citados tamales costarricenses y venezolanos, y también la lechona, una de las joyas colombianas, que consiste en una piel de cerdo rellena de carne de este animal y verduras que se cocina al horno. De ella existen numerosas opciones, pudiendo incorporarse arroz, diferentes especias, macerados o licores.

Por otro lado, la gran diversidad cultural que existe en Estados Unidos hace que estos días sean muchos los platos que pueblan las mesas de sus habitantes. En la comida de Navidad, por ejemplo, no puede faltar el pavo relleno con verduras y un 'mince pie' de postre. Este último es el postre típico de hojaldre relleno de frutos secos que, según cuenta la leyenda, es el plato de Papá Noel.

Insectos, rana o perro

"Poco a poco todo se va incluyendo en nuestra gastronomía, aunque creo que la cocina mediterránea tiene muchas ventajas frente a otras, pero siempre que sea realmente mediterránea, pues también estamos perdiendo desde hace tiempo esa esencia. En este sentido, ya tenemos en nuestra cocina muchos alimentos que son extranjeros y que forman parte de nuestra alimentación, como el kiwi, la papaya, la quinoa o el mango, que hace unos años apenas existían en España", apunta Reviejo.

Al respecto de los insectos, que se comen en países como México, Camerún, China, Japón, India, Uruguay, Egipto o Sudáfrica y que diversos expertos consideran que pronto podrían empezar a introducirse en nuestro país como fuente de proteína alternativa y sostenible, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria validó este año al 'tenebrio molitor' o gusano de la harina como el primero autorizado para formar parte de un producto alimenticio destinado a humanos.

Asimismo, y aunque en España parezca impensable, en algunos lugares del mundo se come rana (Vietnam), arenques fermentados (Suecia) o perro (Corea del Sur). "No obstante, por cultura y por hábitos, el uso de insectos o animales considerados domésticos o determinadas preparaciones muy picantes o con muchas especias, a las cuales no estamos acostumbrados, no tienen muy buena acogida en nuestra cultura culinaria", concluye la profesional.

- Ver más noticias de salud.

REALIZADO POR BLUEMEDIA STUDIO
Este contenido ha sido elaborado por BLUEMEDIA STUDIO, unidad Branded Content de Henneo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión