Salud
Suscríbete por 1€

Heraldo Saludable

salud y música

Musicoterapia: la técnica que no cura, pero sí cuida y sana

Marta Temprado, desde Musikare, es punta de lanza local en la iniciativa privada; Miguel Ángel Diví dirige el Máster en la especialidad que convoca la Facultad de Ciencias de la Salud en la Universidad de Zaragoza

Marta Temprado, en el local de Musikare.
Marta Temprado, en el local de Musikare.
Toni Galán

La musicoterapia define su actividad con el nombre, compuesto y semánticamente impecable. La diferencia entre curación y sanación adquiere aquí un carácter ejemplificante, y nada hay de magia o exageración en sus múltiples aplicaciones. En Aragón se van conociendo cada vez más los beneficios de esta práctica en la que no se adivinan contras para tantos pros. 

Marta Temprado abrió Musikare hace una década. “Hice Magisterio de Educación Especial, pero no me veía como maestra al uso. También estudié el Grado Medio de acordeón en el Conservatorio Profesional de Zaragoza, pero tampoco me quería dedicar a la música profesional como concertista. Descubrí la musicoterapia al acabar Magisterio y me llamó mucho la atención, porque aunaba dos intereses míos. Hice un máster en musicoterapia en Alcalá de Henares, y vi que en Zaragoza no había nada implantado al respecto como iniciativa privada. No me planteaba otra cosa que no fuese un proyecto personal, así que me puse a estudiar Psicología para completar mi formación, aprendiendo un poco más sobre aplicaciones musicales y el mundo de la maternidad; finalmente pude conseguir un local en la calle doctor Palomar hace 10 años y comencé con mi propia iniciativa, simultaneando con trabajos para otros.

"Cuando cuatro años después tuve que cambiar de local -exlica- y vine al actual, en el número 22 de la calle Cantín y Gamboa, decidí meterme de lleno en esta actividad. El tema de la infancia y las embarazadas funciona muy bien, tengo una base sólida de público en estos sectores. A día de hoy, la actividad todavía no está muy extendida; también es cierto que aún no se identifica muy bien lo que es la musicoterapia. Muchos profesionales de diversas procedencias acaban en la musicoterapia y aportan matices propios, pero tampoco se puede calificar de musicoterapia a actividades que no implican un trabajo terapéutico; por ejemplo, lo que hago con los peques no es musicoterapia, es otro tipo de práctica. Hay miedo al intrusismo por parte de los profesionales, aunque creo que esta profesión debe tener objetivos más amplios, que trasciendan la terminología. Yo lo entiendo como una herramienta que genere espacios de bienestar y encuentro".

Marta ha trabajado en muchos sitios. “La realidad es que se puede aplicar a muchos ámbitos, como cualquier ciencia. Y hay que tener en cuenta que las personas con diversidad funcional pueden hacer cosas que no sean terapéuticas, no es bueno patologizar por norma. Cada caso es diferente; trabajar con personas en general me llena, me encanta, el encuentro es parte del sentido de la vida y cuando entra en juego la comunicación no verbal se llega a sitios increíbles”.

Intercambios y conexiones

Con el trabajo, Marta Temprado acumula experiencias muy intensas. “De cada uno de los colectivos con los que he trabajado me llevo algo; con las embarazadas y bebés chiquititos es un trabajo hermoso, porque acompañas a personas en una situación de vulnerabilidad, hipersensibilidad y aparición de miedos ante una situación nueva. Tu rol puede ser importante, y hacerlo a través de la música lleva a situaciones de conexión increíbles. También me ha tocado acompañar a familias en la situación de pérdida, y dentro del dolor es bonito ver cómo puedes ayudar a que afloren las expresiones de amor. En el caso de peques con autismo, con los que no puedes hablar, hay encuentros emocionantes gracias a la música”.

Marta trabajó con afectados por ictus con falta de habla o movimiento, y en cuidados paliativos en un hospital de Logroño. “Estar al lado de una persona que está a punto de fallecer y poder tararear una emoción con su pareja, que a veces suponía una despedida a la persona que se iba, fue tremendo”. En los meses del confinamiento y también en periodos posteriores, Marta hizo seminarios ‘online’ con alumnos y alumnas de toda España, con una gran retroalimentación.

La terapeuta mezcla diferentes metodologías con las embarazadas. “Las clases nunca son iguales, pero sí se trabaja la comunicación con el bebé, el autocuidado a través del movimiento, la autoescucha por la respiración, ejercicios con la voz que sirven para el parto, relajación, meditación… todo con canto y música prenatal, canto maternal carnático, ejercicios de danza creativa y otras ideas que he ido añadiendo. Los instrumentos, a veces, tienen aplicaciones diversas; uno encaminado a la relajación acaba siendo apropiado para desfogarse, porque la salud emocional no es siempre sinónima de relajación”.

Miguel Ángel Diví, director de contenidos del Máster de Musicoterapia de la Universidad de Zaragoza.
Miguel Ángel Diví, director de contenidos del Máster de Musicoterapia de la Universidad de Zaragoza.
Francisco Jiménez

Nuevo máster en ciernes

Este lunes 13 acaba el plazo de preinscripción del primer Máster en Musicoterapia convocado por la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad de Zaragoza. “La matrícula podrá realizarse hasta el último día de diciembre y empezaremos en enero, sin salen suficientes alumnos”, explica Miguel Ángel Diví, su director académico. “La directora del máster es Reyes Torres, y yo me encargo del diseño de contenidos y la organización del profesorado. Contamos con casi 30 profesores de media España, incluyendo profesionales llegados de la Universidad de Salamanca, de la Autonóma de Madrid, de la UAB… el máster vive su segunda edición en Zaragoza, aunque el primero fue en la Facultad de Educación, donde hubo también tres posgrados en la materia”.

Diví es maestro y musicoterapeuta. “Actualmente estoy en el Consejo Asesor de Salud Mental del Gobierno de Aragón, y trabajo como experto sobre rehabilitación psicosocial y autismo en la Organización Mundial de la Salud. También colaboro en el centro Torreón y soy miembro del Patronato de la Fundación Háptica, que trabaja con personas que sufren sordoceguera; la música es una herramienta eficaz para este colectivo”. El docente es también batería, bajista y guitarrista, pero recalca que “en musicoterapia se emplean todo tipo de instrumentos, o cualquier elemento sonoro que sirva para abrir canales de comunicación”.

Aplicaciones prácticas

Diví explica que la musicoterapia tiene aplicaciones científicas varias. “Se aplica en personas con cáncer, tanto en niños como en adultos; de hecho, en Aspanoa hay musicoterapeuta. También sirve para ayudar a personas mayores con Alzheimer o demencia senil, pacientes con daño cerebral, autismo o discapacidades físicas, psicológicas y sensoriales. Igualmente se aplica en casos de trastornos graves de salud mental, para reducir síntomas de TOC o cuadros de ansiedad extrema”.

El experto de la OMS recalca que “la musicoterapia no cura, cuida. Atiende a personas que están enfermas o con situaciones de vulnerabilidad; debe ser un tratamiento coadyuvante y supervisado por profesionales como psicólogo, psiquiatra o médico de familia. También formamos a personal sanitario para que conozcan los beneficios de la musicoterapia y decidan a quien nos derivan. En el Servet, en cuidados paliativos y en el Infantil también hay una profesional desde hace años”.

Diví cree que Aragón está en proceso de abrazar este recurso. “Ahora es todo complicado por la situación sociosanitaria, y los recursos están desbordados, pero al mismo tiempo me parece un buen momento para instaurar la musicoterapia en sitios donde podría ayudar mucho; aún es una profesión joven aquí, porque en Estados Unidos, Reino Unido o Alemania ya hay incluso legislación. En Aragón se maneja una propuesta no de ley al respecto, que data de 2018, y se va avanzando en su instauración, revisando la eficacia y la seguridad de los métodos. Está claro que se mejoran los síntomas, se puede reducir la medicación y se mejora el tiempo de salida de las UCI; son argumentos poderosos”.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión