Salud
Suscríbete

Heraldo Saludable

nutrición saludable

Desmontamos cinco de los mitos más populares y difundidos sobre las dietas

Los carbohidratos, per se, no engordan y saltarse una de las comidas del día no ayuda a adelgazar.

Alimentación saludable y equilibrada
La alimentación debe ser siempre saludable y equilibrada
Pixabay

Los errores que se cometen en la alimentación muchas veces están provocados por el desconocimiento y la desinformación. Las creencias populares, los mitos y las falsas verdades pueden hacer mucho daño si no se tienen las herramientas adecuadas para desmontarlos. Lo mejor, antes de ponerse a dieta o si se tienen dudas sobre nutrición es consultar con un profesional. 

Nano Alútiz, dietista y nutricionista de Zaragoza, nos ayuda a desmontar cinco de los mitos más comunes en el ámbito de la nutrición, la pérdida de peso y la vida sana. Algunos de ellos cuentan con grandes seguidores y otros no nos extrañará verlos en esta lista. 

Los carbohidratos son malos

Esta afirmación, tan común, no es cierta. Los carbohidratos son un macronutriente no esencial del que se puede prescindir aunque la decisión más correcta siempre es consumirlos en su justa medida. Al ser un sustrato energético hay que ingerirlo en función de la demanda energética y la actividad física que realicemos habitualmente, explica Nano. De ingerirse en grandes cantidades, en una dieta hipercalórica, sí que puede acabar engordando, pero no por culpa de los carbohidratos.

La lechuga retiene líquidos

Uno de los mitos más extendidos es que comer lechuga contribuye a la retención de líquidos, pero esto no es cierto. La lechuga es una fuente de fibra y agua que ayuda en gran medida a hidratar el organismo, lo que para nada contribuye a la retención.

Beber agua durante las comidas es malo

¡Falso! Beber agua en las comidas ayuda al organismo a digerir mejor los alimentos que consumimos, apunta Nano. El agua es la bebida más natural y beneficiosa que existe para el organismo y es muy importante mantenerse siempre correctamente hidratados.

La fruta de postre engorda

La fruta aporta fructosa al organismo, pero el aporte calórico es mínimo así que decir que la fruta engorda es un error. Lo mejor es ingerir una pieza de postre para evitar caer en la tentación de comerte un yogur azucarado, bollería industrial, galletas, helados, etc.

Saltarse una comida ayuda a adelgazar

No, saltarse una comida no va a ayudar a perder peso, avisa este dietista y entrenador personal. "Lo más importante es aprender a comer por sensaciones y a escuchar al cuerpo", explica Nano. Si un día os despertáis con menos hambre, en lugar de preparar el mismo desayuno de siempre, podéis aprovechar para reducir la cantidad de comida, pero evitar una toma diaria para compensar no va a ayudar a adelgazar.

¿Quieres recibir todas nuestras propuestas de planes para mantenerte en forma? Apúntate y te enviaremos nuestra newsletter.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión