Salud
Suscríbete

Heraldo Saludable

Dudas catarrales: ¿hay que tomar paracetamol para el dolor de cabeza?

Automedicarse es, según los sanitarios, un error que puede derivar en consecuencias no deseadas. 

Automedicarse es, según los sanitarios, un error que puede derivar en consecuencias no deseadas.

Abrir el cajón de los medicamentos y, al menor síntoma o congestión catarral, tomarse un paracetamol o un ibuprofeno es un hábito que una gran parte de la población comete a diario. Automedicarse, según los sanitarios, no es recomendable. Pero ¿es posible tomarse un analgésico ante un dolor leve de cabeza?  ¿Y una antidiarreico para evitar momentos complicados durante un proceso de gastroenteritis? 

La vocal del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Zaragoza, Pilar Labat, lo tiene claro. "En principio, cuando hay una patología de base, antes de tomar ningún medicamento siempre es recomendable consultarlo para evitar duplicidades. Será el especialista quien recomiende el analgésico adecuado para cualquier dolor". 

"En el caso de una gastroenteritis, sí es un error tomar un antidiarreico", apunta la farmacéutica. "Lo que hay que lograr es compensar el equilibrio hídrico y de sales cuando hay muchas deposiciones. No hay que tomar nada que paralice el funcionamiento del aparato digestivo. La mejor medicina, suero y seguir una dieta", apunta Pilar Labat.

Antigripales y antibióticos

Pero en una época en la que los primeros síntomas de la gripe, los de un catarro o los de las amigdalitis, entre otros, son difíciles de distinguir, el consumo de antigripales "se dispara", comenta Pilar Labat. "Este tipo de medicamentos están recomendados para aliviar la sintomatología cuando una persona ya se nota más acatarrada, con dolor de garganta, rinorrea y congestión nasal. Pero solo en su fase inicial, puesto que hay que controlar la evolución de la patología", apunta la vocal del Colegio de Farmacéuticos.

En el caso de que los síntomas no cesen "habrá que acudir al médico". "Lo que se puede considerar como un grave error es consumir antibiótico con la falsa intención de aliviar los síntomas", afirma Pilar Labat. 

"Es cierto que cada vez se demanda con menor frecuencia en la farmacia, pero todavía es común tomarse un sobre de la caja que fue recetada por un médico en otra ocasión y que quedó guardada junto con el resto de medicinas. Hay que tener muy en cuenta que cada vez la patología es distinta y los tratamientos, por lo tanto, diferentes", concluye la farmacéutica. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión