Despliega el menú
Salud
Suscríbete

Heraldo Saludable

¿Es tan sana como parece la nueva crema de cacao 'Realfooding' de Carlos Ríos?

El movimiento 'Realfooding' está inmerso de lleno en una nueva polémica, uno de sus principales 'gurús' y creador, Carlos Ríos publicó en Instagram un mensaje que ha puesto en alerta a la comunidad 'antiprocesados'.

Crema de cacao de Carlos Ríos
Crema de cacao de Carlos Ríos
Facebook de Carlos Ríos

El pasado jueves 7 de octubre, uno de los gurús del movimiento 'Realfooding' presentaba su nueva crema de cacao que se convirtió en un éxito nada más salir al mercado. El producto que ha elaborado la marca que produce sus conocidos hummus, se agotó en pocas horas en los centros comerciales donde se puso a la venta. Según publicaba en redes sociales uno de los creadores del movimiento 'Realfooding' Carlos Ríos, esta crema de castañas y cacao está elaborada con solo cinco ingredientes: cacao natural, aceite de oliva virgen extra, dátiles, tahini y castañas de Galicia.

Según la etiqueta por cada 100 gramos tiene 180 kilocalorías, 1,3 gramos grasas saturadas, 16,7 gramos de azúcar, 5,5 gramos de fibra, 3,6 de proteínas y 0,13 de sal. 

Tal y como predica el movimiento liderado por el divulgador y nutricionista que anima a comer 'comida real' y a alejarse de los productos 'ultraprocesados' todo producto procesado, es decir que ha sido modificado por la industria, debe llevar cuantos menos ingredientes mejor, esta crema de cacao lleva pocos elementos, pero uno de ellos ha levantado la polémica según el mismo Carlos Ríos, los dátiles por su alto contenido en azúcar.

Algunos nutricionistas explican que el hecho de “que lleve dátiles, en vez de azúcar, no quiere decir que sea bueno" y animan a que sea un producto de consumo ocasional.

El azúcar y los dátiles

La reacción de Carlos Ríos no se ha hecho esperar y lo ha hecho en un muy compartido post de Instagram. Según ha indicado, la industria de los ultraprocesados, o 'Matrix' como él la suele denominar,  no ha tardado en reaccionar al lanzamiento y hablan de un supuesto caso de “ilegalidad” en el etiquetado del producto ya que según parece en la etiqueta se anuncia como "sin azúcares añadidos", y en realidad si los lleva, los del dátil.  

Carlos Ríos, se defiende con un argumento que ha repetido en muchas ocasiones y que sus seguidores conocen de memoria: "No se puede equiparar el azúcar del dátil y la castaña con los azúcares refinados como el jarabe de glucosa y fructosa, la dextrosa o la sacarosa". Según el divulgador "a ellos no les interesa diferenciar la calidad de los ingredientes. El dátil no es solo azúcar, al igual que otras frutas, aporta fibra, minerales y vitaminas; sumado a polifenoles y carotenoides con actividad antioxidante", explica.

Y añade que el dátil no solo tiene propiedades organolépticas, sino también "propiedades cardioprotectoras a través de los efectos de sus compuestos sobre la regulación de los lípidos, la defensa oxidante y su efecto antiinflamatorio. Además de aportar también color y textura al producto, no solo es endulzante”, asevera.

"El dátil no es solo azúcar"

El post de Instagram de Carlos Ríos ya recibido más de 61.000 'megusta' de sus innumerables seguidores y en él trata de explicar que no es lo mismo el azúcar del azucarero que la pasta de dátil ya que ésta no se desliga de su matriz alimentaria y añade que el índice glucémico del dátil se reduce gracias a la fibra. 

Para Ríos, el conjunto de ingredientes saludables tiene un impacto fisiológico,

metabólico, saciante y hormonal totalmente diferente a los ingredientes como el azúcar, grasa de palma y la sal y termina asegurando que "el dátil no es solo azúcar" tal y como aseguran las empresas alimentarias que "quieren tumbar el producto". "Una batalla que solo acaba de comenzar", sentencia. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión