Despliega el menú
Salud
Suscríbete

Heraldo Saludable

salud

Cómo hacer ejercicios de Kegel para hombres y mujeres

Estos ejercicios están dirigidos al fortalecimiento del suelo pélvico.

Fortalecimiento del suelo pélvico.
Fortalecimiento del suelo pélvico.
Freepik

La popularidad de los ejercicios de Kegel tiene que ver con la importancia de alcanzar y mantener fuerte la musculatura del suelo pélvico, que sostiene vejiga, intestino y útero, este último en el caso de las mujeres. Esta actividad está especialmente destinada a aquellas personas que sufran incontinencia de orina e intestinal, aunque en otro orden de ventajas, también ayudan a mejorar la salud sexual de las personas. Problemas que pueden venir dados de diferentes causas, como el envejecimiento, aumentos de peso, embarazo y parto o cirugías de próstata y ginecológicas.

Estos ejercicios están dirigidos tanto para mujeres como para hombres y requieren de cierto esfuerzo para trabajar los músculos correctos y concentración. En caso de encontrar dificultades a la hora de practicar los ejercicios, es recomendable acudir a un especialista para aprender y perfeccionar la técnica. Los músculos son más fáciles de identificar en dos situaciones: cuando detenemos la micción sin acabar -no hacer el ejercicio ene esta situación o cuando contraemos los músculos para evitar liberar una flatulencia.

Una vez reconocidos los músculos, ya estaremos en disposición de realizar los ejercicios de Kegel. En primer lugar, debemos vaciar nuestra vejiga para comenzar. Podemos hacerlos acostados o sentados y en cualquier sitio. El procedimiento es el siguiente:

1. Contraemos los músculos del suelo pélvico y mantenemos apretados entre cuatro y cinco segundos. Es importante no aguantar la respiración durante el movimiento.
​2. Relajamos los músculos lentamente y contamos de nuevo entre tres y cinco segundos. Seguimos manteniendo la concentración hasta el final.

Hay que asegurarse de no estar ejercitando los músculos del estómago, glúteos o pierna para la correcta realización de la actividad. Se trata de un ejercicio indoloro, ya que son fáciles y relajantes. Por tanto, en caso de encontrarlos molestos, es posible que no se estén haciendo correctamente o esté realizando un sobre esfuerzo innecesario.

Para asegurar la eficacia de los ejercicios de Kegel, debemos realizarlos 3 veces al día con 10 repeticiones en cada sesión. Los avances en nuestros objetivos y la mejoría la empezaremos a sentir a la quinta semana de rutina. Es importante ser regular y no abandonar la rutina una vez se adquiera. Por el contrario, los problemas regresarán.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión