Despliega el menú
Salud
Suscríbete

Heraldo Saludable

Alimentación y nutrición

Los alimentos y bebidas que se deben evitar por la noche si se quiere dormir bien

Hay toda una serie de productos que dificultan el sueño bien sea por su efecto estimulante o bien porque son de digestión más pesada.

Los alimentos grasos, con demasiada sal o los dulces interfieren en el sueño.
Los alimentos grasos, con demasiada sal o los dulces interfieren en el sueño.
Pixabay

El cuidado del sueño es determinante para llevar una vida sana y activa. La falta de descanso afecta negativamente a los niveles de energía necesarios para afrontar el día a día y este puede verse mermado por numerosas causas, desde el estrés o las preocupaciones hasta la falta de ejercicio o el dolor físico. Uno de los factores que alteran el sueño, la capacidad de dormirse o las fases del mismo es la alimentación

Hay ciertos alimentos que perjudican la calidad del sueño y, por tanto, impiden un correcto descanso durante la noche o dificultan la conciliación del mismo. Desde la World Association of Sleep Medicine (WASM), o Asociación Internacional de la Medicina del Sueño, recopilan todos los posibles ítems que provocan trastornos del sueño y tres de ellos están relacionados con la alimentación. 

A la hora de ir a la cama y preparar una buena rutina de descanso, es importante tener en cuenta los siguientes productos, alimentos y bebidas antes de ir a dormir:

  • Café y chocolate. El primero es obvio, ya que la cafeína activa la producción de adrenalina dificultando el sueño. Pero, además, el chocolate suele contener pequeñas cantidades de cafeína, sobre todo cuanto más puro es, lo que también conllevará problemas para dormirse.
  • ​Bebidas alcohólicas. Aunque exista la sensación de que, tras unas cuantas copas, nos quedemos dormimos con mayor facilidad, el alcohol impide al cerebro alcanzar las fases de descanso profundo, provocando cansancio al día siguiente.
  • Comidas copiosas o con excesiva grasa. Aquí entra el factor digestión: cuanto más pesadas sean las comidas o más grasientas más difícil será para el organismo digerirlas, por lo que alterarán el sueño.
  • ​Dulces y carbohidratos con alta presencia de azúcar. El azúcar proporciona una inyección de energía rápida al cuerpo que, antes de ir a la cama, dificultará la conciliación el sueño y el descanso. 
  • ​Algunas verduras y frutas. Los vegetales con una cantidad elevada de fibra son más difíciles de digerir, al igual que las comidas grasas. Por otro lado, las fruta ácidas pueden provocar reflujo, creando una sensación de malestar que incomode el sueño.

¿Quieres recibir todas nuestras propuestas de planes para mantenerte en forma? Apúntate y te enviaremos nuestra newsletter.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión