Salud
Suscríbete por 1€

Heraldo Saludable

tecnología

¿En qué se diferencia una ecografía 3D y 4D?

La ecografía en 2D es la más antigua. Lo más actual son las ecografías 3D, 4D y 5D. A continuación una explicación de sus diferencias.

Imagen de una ecografía en 4D.
Imagen de una ecografía en 4D.
EcoBarriguitas

Todos tenemos en mente las ecografías en 2D. Aquellas fotografías que llenan las primeras páginas de los álbumes de fotos. Planas y en blanco y negro. En la actualidad, a los bebés también se les puede ver en color antes de nacer, en movimiento y tener el vídeo guardado en el móvil... Esto es gracias a la tecnología 3D y 4D, cada vez más arraigadas en el universo prenatal, que no han significado una sustitución completa de las ecografías clásicas 2D, pues siguen siendo habituales. No obstante, el diagnóstico y la salud han evolucionado una mayor definición, y casi todos los centros ya ofrecen ecografías en 5D, con una imagen más nítida, precisa y realista que el 4D.

Cómo funciona una ecografía fetal

Se trata de una técnica de diagnóstico por imagen utilizando ultrasonidos. Esta es una forma de monitorizar el embarazo a través de la imágenes del feto. A través de este instrumento médico se evalúa el desarrollo del feto y se diagnostican posibles problemas que puedan surgir. La primera ecografía se suelen realizar durante el primer trimestre de embarazo, y la siguiente durante el segundo trimestre, en caso de que todo vaya por los cauces de la normalidad. En esta última ya es posible definir los rasgos del bebé.

Ecografías en 3D y 4D: diferencias

Fundamentalmente la diferencia que existe entre ambos tipos de ecografía es que en 4D se puede ver la imagen en movimiento. En ambas, las imágenes ofrecen los rasgos del bebé en 3 dimensiones. La nitidez del feto que caracteriza a esta prueba revolucionó el mundo del diagnóstico por imagen en los años 90 y en la actualidad es posible ver esas imágenes móviles y en tiempo real gracias al desarrollo tecnológico. En la ecografías 4D, el instrumento que conduce el avance es el transductor, el cual captura secuencias de 24 volúmenes por segundo en 3D permitiendo representar las imágenes en movimiento.

Los dos tipos principales de ecografías son la ecografía transvaginal, que funciona colocando el transductor en la vagina, y la ecografía transabdominal, donde el transductor se mueve resbalando en el el conductor de ultrasonidos sobre el abdomen.

Aunque las ecografías se pueden realizar en cualquier momento del embarazo, estos son los plazos aproximados en los que se puede comprobar la evolución del bebé a través de dicha técnica:

  • Semanas 14-21: cuerpo entero del bebé y es posible concretar su sexo
  • Semanas 21-26: se puede ver medio cuerpo del bebé y cómo se definen sus rasgos progresivamente
  • Semanas 27-30: se aprecian los rasgos faciales del bebé y cómo interactúa
Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión