Despliega el menú
Salud

Heraldo Saludable

salud

Hasta 10% de los infartos en época de gripe tiene relación con esta infección

Un 34% de los pacientes hospitalizados por gripe padece algún problema cardiovascular.

Una ecografía pulmonar es el mejor método para diagnosticar dichas enfermedades.
Una ecografía pulmonar es el mejor método para diagnosticar dichas enfermedades.
Pixabay

Hasta el 10% de los infartos de miocardio que se producen durante la fase epidémica de la gripe está relacionado con la infección y el riesgo de padecerlos se mantiene alto incluso tras la exposición al virus.

Lo asegura la Sociedad Española de Cardiología (SEC) en un comunicado difundido este jueves, en el que señala que ocho de cada diez hospitalizados por gripe presenta algún factor de riesgo, como el cardiovascular u otros como la enfermedad respiratoria, la obesidad, la diabetes o inmunodeficiencias.

La patología cardiovascular es las más frecuente en los pacientes hospitalizados por gripe, de hecho, el 34% la tiene y es que, además, esta infección multiplica por nueve la probabilidad de desarrollar un infarto y es un predictor de mortalidad, tal y como explica la vocal de la Asociación de Riesgo Vascular y Rehabilitación Cardiaca de la SEC, Amelia Carro. En cuanto al infarto agudo de miocardio, Carro apunta que "hasta el 10% de los que se producen en la fase epidémica de la gripe se relacionan con esta infección".

La mayoría de los brotes de gripe ocurren hacia el final del otoño y durante el invierno, y durante esa fase epidémica hay "claros" excesos de la mortalidad global, especialmente en adultos por encima de los 65 años y con factores de riesgo. El riesgo de desarrollar un infarto se mantiene "elevado" incluso tras el periodo de exposición al virus.

La SEC incide en que a pesar del "creciente" arsenal terapéutico para el tratamiento de las enfermedades cardiovasculares, los tratamientos tradicionales no pueden modificar el riesgo asociado a la gripe. En este sentido, subraya que la vacunación antigripal es la mejor manera de reducir el riesgo adicional que conlleva el virus. La vacuna previno el año pasado un 26% de hospitalizaciones, un 40% de admisiones en UCI y un 37% de defunciones, según datos del Ministerio de Sanidad, citados por la SEC. También reduce hasta un 56% el riesgo de complicaciones cardiovasculares", señala Carro, que hace hincapié en que este año debido a la pandemia del coronavirus la importancia de la vacunación antigripal es "máxima".

Ver otras noticias de salud

Etiquetas
Comentarios