Despliega el menú
Salud

Heraldo Saludable

enfermedades

Sólo el 4 % de los ensayos clínicos españoles son sobre enfermedades víricas

El 79 % de los ensayos clínicos en España están liderados por las compañías farmacéuticas y el 15 % lo realizan universidades.

Imagen de archivo de un laboratorio.
Imagen de archivo de un laboratorio.
Pixabay

Un estudio constata que las enfermedades víricas o infecciosas eran de las que recibían menos atención antes del inicio de la pandemia del coronavirus, de tal forma que solo el 4% del total de ensayos clínicos realizados en España hasta finales del año pasado investigaban ese tipo de patologías.

Se trata del informe "La investigación clínica en España: un perfil de los ensayos clínicos a través de su registro", de la Fundación Salud por Derecho y publicado este jueves, que analiza los datos del Registro Español de Estudios Clínicos desde su creación en 2013 hasta septiembre de 2019. Los datos revelan que un 35% de los ensayos que se realizan en España están destinados a estudiar el cáncer. Le siguen las enfermedades del sistema nervioso, con un 8%, las patologías del sistema inmunitario, con un 6%, las enfermedades cardiovasculares, con un 5%, y las víricas, con un 4%.

Por debajo se encuentran otras áreas "igualmente importantes", como la investigación en nuevos antibióticos para el tratamiento de infecciones bacterianas, que solo suponen el 2% de los ensayos, al igual que las enfermedades fúngicas. Estos datos, según el informe, "ponen en evidencia lo necesario que es reequilibrar la agenda de investigación y revisar sus prioridades para asegurar que los avances llegan a todas las enfermedades, no solo a las que generan más beneficios económicos".

A día de hoy, el 79% de los ensayos clínicos en España están liderados por las compañías farmacéuticas, el 15% lo realizan universidades, fundaciones o centros de investigación, y el 6% tiene un tipo de financiación mixta, donde coexisten fondos públicos y privados.

Por ello, el estudio recomienda un aumento de los recursos destinados a promover ensayos clínicos independientes liderados por instituciones públicas, sin influencia de los intereses comerciales de la industria farmacéutica.

A pesar de que los ensayos clínicos permiten conocer más y mejor las enfermedades, los posibles tratamientos y los efectos adversos, el estudio revela una "evidente" falta de transparencia en este ámbito, ya que una cuarta parte de los que ya han finalizado no publican sus resultados.

El análisis del Registro muestra, además, que falta información esencial, como la fecha de finalización. En un 70% de los ensayos que han concluido no existe la fecha de finalización a nivel global, lo que impide saber si cumplen con la normativa sobre transparencia. Lo mismo ocurre con el dato del número de personas que participan en los hospitales españoles en ensayos clínicos o con el principio activo que se está probando en cada uno de ellos. Sobre este último, el análisis destaca que la cifra falta en un 20 % de los casos.

La labor de vigilancia y control sobre la publicación de esta información recae sobre la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, a la que el informe pide que establezca mecanismos de control que aseguren la publicación de los datos y establezca una política de sanciones en los casos de los ensayos que incumplan la normativa. Además, recuerda que debería conocerse la aportación que realizan los hospitales públicos a través de financiación directa, horas de trabajo del personal sanitario, servicios o infraestructuras, una inversión que a día de hoy no se cuantifica, a pesar de tratarse de recursos públicos.

Ver otras noticias de salud

Etiquetas
Comentarios