Despliega el menú
Salud

Heraldo Saludable

Salud 

Qué es un irrigador bucal y cómo sacarle en casa para lucir una sonrisa perfecta

Amazon ha rebajado, solo durante las próximas horas, el más deseado de su catálogo que, ahora, puede ser tuyo por menos de 30 euros.

Para lucir una sonrisa perfecta, hace falta contar con buenos aliados.
Para lucir una sonrisa perfecta, hace falta contar con buenos aliados.
Freepik

Tener una correcta higiene bucodental influye directamente en nuestra salud y, sin embargo, cometemos más errores de los que deberíamos. Aunque lavarnos los dientes debe ser la base de nuestra rutina bucal, no es suficiente para eliminar todas las bacterias y el sarro que se acumula en las piezas dentales. Esta falta de limpieza así como los mitos que circulan en torno a ella provoca que muchas personas se alejen, casi sin querer, del objetivo de lucir una sonrisa perfecta.

Nuestras visitas al especialista son menos de las que se deberían, por lo que debemos incidir en nuestra higiene bucal desde casa. Por suerte, en el mercado contamos con aliados que nos ayudan a estar más cerca de esa soñada sonrisa de anuncio de revista. Este es el caso de los irrigadores bucales, unos dispositivos que, a través del agua a presión, nos ofrecen una limpieza profunda digna de un profesional y nos ayudan a estar libres de mal aliento, hinchazón gingival y otras dolencias bucales.

Si quieres conseguir uno, hemos encontrado el modelo de Uvistare, el más vendido en la plataforma, un 15% para que, por menos de 30 euros, puedas someterte a una limpieza profunda sin salir de casa. Este dispositivo tiene cinco niveles de presión para ajustarse a la sensibilidad de tus dientes, es impermeable e incluye seis boquillas de repuesto. ¿Te animas a lucir una sonrisa perfecta?

Este irrigador tiene cinco niveles de presión para ajustarse a la sensibilidad de tus dientes.
Este irrigador tiene cinco niveles de presión para ajustarse a la sensibilidad de tus dientes.
Amazon

Así hay que usar el irrigador bucal en casa

Afiliación irrigadorlista1
1

Lo primero, a lavarse los dientes

Antes de poner en marcha este dispositivo, es fundamental lavarse bien los dientes, cepillando durante dos o tres minutos todas las piezas, lengua y encías sin ejercer demasiada fuerza, pero incidiendo en las zonas donde suele acumularse la placa y los restos de comida. Después, como debería ser habitual, hay que pasar el hilo y utilizar el colutorio que más conviene a nuestra salud bucodental (para fortalecer el esmalte, para la sensibilidad, para evitar el sangrado...).

Afiliación irrigadorlista2
2

Es la hora del irrigador

Una vez terminado el paso anterior, llega el momento de utilizar este dispositivo al que deberíamos acudir una vez al día para lograr una limpieza profunda. Para ello, solo tenemos que llenar el depósito de agua corriente (aunque hay quien prefiere ponerla a hervir, y una vez fría, usarla, para eliminar posibles impurezas), elegir la presión adecuada (siempre bajo las directrices de nuestro dentista), dirigir la boquilla a la intersección entre dientes o diente-encía y encender en chorro de agua. Así, con movimientos suaves, la placa o los restos de comida que no hemos podido quitar de forma manual irán desapareciendo.

Afiliación irrigadorlista3
3

Ahora, ¡toca limpiarlo!

Del mismo modo que hacemos con el cepillo de dientes, una vez acabamos de usar el irrigador bucal, hay que limpiar y secar con cuidado la boquilla utilizada y el tanque con agua corriente, para evitar que la suciedad se acumule. El cuerpo también conviene repasarlo con ayuda de una toalla seca, ya que lo normal es que escurra líquido que pueda enturbiar su aspecto.

En Heraldo buscamos las mejores ofertas de Amazon otras tiendas. Los precios y disponibilidad pueden variar tras la publicación.

Etiquetas
Comentarios