Despliega el menú
Salud

Heraldo Saludable

salud

Aumenta el número de españoles que sufre estrés

El 27% de los ciudadanos de España presentan episodios de estrés, una cifra que está por debajo de la media europea.

Más de la mitad de los trabajadores que sufren estrés desarrollan otras enfermedades.
Más de la mitad de los trabajadores que sufren estrés desarrollan otras enfermedades.

Cada vez son más los españoles que padecen estrés de forma frecuente, a pesar de estar por debajo de la media europea. En 2018 era un 20%, mientras que un año después la cifra aumentó en siete puntos, lo que contrasta con la porción de la sociedad que acusa estrés de forma ocasional, siendo menos en 2019. Estos datos se extraen de un estudio que ha realizado el Instituto DYM en relación a hábitos de vida y salud en aspectos diversos como el consumo de alcohol, las dietas, el tabaco o la práctica de deporte.

"Se produce una clara diferenciación con respecto al sexo, siendo las mujeres (30,2%) las que padecen estrés en mayor medida que los hombres (22,9%)", apuntan en la encuesta, en la que también ha colaborado el WIN International, asociación mundial en investigación de mercado. La frecuencia de aquellos que sufren ese estado de cansancio mental disminuye conforme más edad se tiene, siendo más notable entre los 25 y los 44 años.

En términos internacionales, los japoneses son los ciudadanos del mundo que más estrés tienen, el 51% de su población. En la clasificación le siguen los filipinos (45%) y tras ellos se sitúan Estados Unidos, Croacia, Grecia y Turquía (todos ellos con 44%). Unos puestos por detrás de España se encuentra Indonesia, el país donde menos estrés se percibe según esta encuesta: solo el 3% de sus habitantes.

Los datos globales se han mantenido idénticos en los últimos años. Por ejemplo, en 2018 era un 35% la población que acusaba estrés "ocasionalmente" o "nunca", un tanto por ciento que se mantuvo en 2019. Según este estudio, el 30% de los ciudadanos presentaron estrés de forma "muy frecuente" o "moderadamente" en ambos periodos.

La edad no es un determinante que marque importantes variaciones en estas cifras en valores mundiales. De 18 a 44 años el estrés frecuente responde a un 34% de la población mundial, mientras que el ocasional ronda el 30% de los ciudadanos de esa franja de edad. A partir de los 45 años la situación cambia y aumenta el número de ciudadanos que padecen más estrés de forma ocasional que frecuente. Este cambio de tanto por ciento se intensifica conforme avanza la edad. De hecho, un 18% de los ciudadanos de 65 años o más presentan episodios de estrés frecuentemente y el 49% lo hace de forma ocasional o nunca.

En cuanto a sexos, más o menos el mismo número de hombres que de mujeres experimentaron estrés en el mundo: 65% en el caso de ellos y 64% en el de ellas. Sin embargo, si se analizan el tipo de cada uno de ellos, la proporción de estrés de forma "muy frecuentemente" es superior en las mujeres (34%) que en el de los hombres (26%). En cambio, ellos padecen más estrés ocasional que ellas.

Etiquetas
Comentarios