Despliega el menú
Salud

Heraldo Saludable

coronavirus

Las oenegés reclaman equipos de protección para atender a las personas vulnerables

Otro "inconveniente" con el que se han encontrado, según ha precisado es "la falta de movilidad de los voluntarios del Tercer Sector" pues asegura que hay policías que les paran por la calle,

Reparto de comida, ayer, en la parroquia del Carmen de Zaragoza.
Reparto de comida, esta semana, en la parroquia del Carmen de Zaragoza.
Oliver Duch

Las ONG han denunciado "falta de abastecimiento" de equipos de protección para su personal y para los voluntarios que trabajan presencialmente con las personas vulnerables, entre ellas, las personas sin hogar, una queja que llevan expresando a las administraciones desde que el Gobierno decretó el Estado de Alarma hace 15 días.

El presidente de la Plataforma del Tercer Sector, Luciano Poyato, ha explicado que tienen "falta de abastecimiento de equipos de protección" y cree que si se reconociera a las entidades del Tercer Sector como "servicios esenciales", estos equipos podrían llegar antes.

Según ha precisado Poyato, las ONG están trabajando con personas sin hogar o con población gitana que vive en chabolas hacinadas. "Hay una cantidad de necesidades concretas que estamos demandando", ha señalado. En concreto, ha precisado que los equipos de protección, en este contexto, son "muy necesarios".

Otro "inconveniente" con el que se han encontrado, según ha precisado es "la falta de movilidad de los voluntarios del Tercer Sector" pues asegura que hay policías que les paran por la calle para preguntarles a dónde se dirigen y no todos disponen de acreditación, una situación que ya están resolviendo con el Gobierno.

Además, Luciano Poyato ha pedido la aprobación de una nueva definición legal global del concepto de vulnerabilidad social, ya que actualmente existe una 'ad hoc' para cada situación particular (pobreza energética, desahucios, etcétera) pero no una específica que defina lo que son "personas vulnerables".

Entre las entidades sociales que trabajan con las personas sin hogar, se encuentra Hogar Sí, que atiende en toda España a unas 1.500 personas en esta situación. Su director, José Manuel Caballol, asegura que en estos momentos tienen equipos de protección "para una semana" pero no saben qué pasará la que viene y se muestra preocupado por el hecho de que el suministro no sea "el necesario".

1.500 mascarillas y 150 litros de gel hidroalcohólico 

"Necesitamos casi 1.500 mascarillas semanalmente, casi 200 cajas de guantes, necesitamos gafas, el gel hidroalcohólico nos escasea, necesitaríamos 150 litros semanales, y nos faltan termómetros", ha explicado en declaraciones a Europa Press. Si bien, ha precisado que esta semana la Comunidad de Madrid y la Comunidad Valenciana les han proveído de equipos de protección pero no sabe qué ocurrirá la próxima.

Además, ha precisado que intentar conseguir estos equipos de forma privada, a través de sus proveedores habituales, es "absolutamente imposible" y en algunos casos, denuncia que los precios de algunos productos, como el gel hidroalcohólico, rozan "la usura" pues han pasado de costar 2 euros a 12 euros.

En Hogar Sí, cuentan sobre todo con alojamientos normalizados en entornos comunitarios, es decir, viviendas en las que pueden vivir desde una a tres personas. Allí, las personas atendidas por la organización, están viviendo estos momentos "como el grueso de la población", confinados y, en algunos momentos , "con mucha confusión, mucha soledad, dudas sobre lo que se puede o no se puede hacer, con algún temor y aburrimiento".

La entidad también tiene unos centros para personas sin hogar con enfermedades crónicas, alguna convalecencia o necesidad de cuidados paliativos, que ahora mismo "son población de riesgo muy alto". En todo caso, José Manuel Caballol, asegura que cuentan con personal sanitario, enfermeras y enfermeros, y que dentro de lo que cabe, esta crisis no les ha cogido del todo desprotegidos, porque ellos, normalmente hacen un pedido semanal de equipos de protección.

Además, Hogar Sí dispone de unos pocos recursos colectivos, con habitaciones con literas y espacios comunes muy grandes. Aquí es donde se encuentra "el verdadero problema", según ha precisado el director de la entidad, pues en estos lugares "son prácticamente imposibles las medidas de aislamiento social". "Son focos potencialmente peligrosos de contagio", ha advertido.

Camping con bungalows para personas sin hogar

Por ello, frente a las medidas de las administraciones públicas de ampliar plazas para personas sin hogar en este tipo de alojamientos colectivos o habilitación de pabellones que no tienen en cuenta las medidas de aislamiento social, Hogar Sí propone hacer espacio en los centros ya existentes para aislar a las personas con garantías de seguridad en caso de contagio o "soluciones imaginativas" como habilitar los camping, para que estas personas puedan estar en bungalows cumpliendo con las medidas de confinamiento.

"Ahora, la prioridad no es dar un techo a la gente sino darles seguridad para que no se contagien y no contagien a los demás", puntualiza, al tiempo que añade que algunas personas sin hogar que no han encontrado sitio donde ir en medio de esta crisis, se están escondiendo porque ya habido casos en los que les han multado.

Para Caballol, la red de personas sin hogar "estaba muy mal preparada, era absolutamente deficitaria, porque no cubre ni dos terceras partes de las plazas necesarias, y está basada en alojamientos colectivos que pueden ser foco de contagio potencial". Por ello, insiste en poner otra "mirada" al problema, aunque también reconoce que "las administraciones están desbordadas y que están haciendo un esfuerzo mayúsculo".

Asimismo, ha pedido que las personas sin hogar sean prioritarias para que se les realicen los test rápidos, de forma que en los centros puedan aislar a los contagiados por coronavirus y hacer un uso eficiente de los equipos de protección.

Etiquetas
Comentarios