Despliega el menú
Salud

Heraldo Saludable

salud

Eliminar conductas de riesgo puede evitar el 80% de enfermedades cardiovasculares

La práctica de ejercicio físico tiene un gran beneficio y se puede llegar a traducir en una reducción de la mortalidad hasta el 20% o el 30%.

Corazón sano
Corazón sano
Freepik

El doctor Luis Fransi, coordinador del Grupo de Trabajo de Enfermedades Cardiovasculares de la Asociación de Medicina Familiar e Comunitaria (Agamfec), ha asegurado que la eliminación de conductas de riesgo para la salud haría posible evitar, al menos, el 80 por ciento de las enfermedades cardiovasculares.

La primera clave, según el experto, es la dieta. En este punto, cita el estudio 'PREDIMED', que destaca que la mediterránea es la única que tiene demostrado reducir su incidencia. "En este estudio, realizado en España entre individuos de alto riesgo cardiovascular, pero sin antecedentes de enfermedad vascular isquémica, se demostró que este tipo de dieta suplementada con aceite de oliva virgen extra o frutos secos conseguía una reducción de la incidencia de enfermedades cardiovasculares del 29 por ciento", explica Fransi.

Por otro lado, indica que la práctica de ejercicio físico regular tiene un gran beneficio en todas las edades y se puede llegar a traducir en una reducción de la mortalidad, vascular y por cualquier causa, de hasta el 20 o el 30 por ciento, pues "tiene efectos beneficiosos sobre múltiples factores de riesgo: hipertensión, el perfil lipídico y glucémico y el índice de masa corporal".

Por último, el abandono del consumo de tabaco es, de todas las estrategias, la más coste-efectiva, según este especialista. "En sujetos fumadores que sufrieron un infarto agudo de miocardio, el abandono del tabaco tras el mismo consigue reducciones del 43 por ciento en la aparición de un nuevo episodio y del 26 por ciento de mortalidad en comparación con los que continúan fumando", argumenta.

Existen diferentes niveles de prevención sobre los que actuar en el abordaje de las enfermedades cardiovasculares. La prevención primaria consiste en actuar sobre las personas que presentan factores de riesgo cardiovascular pero que no desarrollaron enfermedades. "Como el 90 por ciento de los eventos se deben a factores de riesgo modificables, las intervenciones conductuales tienen demostrado una gran utilidad en el control poblacional y comunitario de factores de riesgo", asegura el coordinador del Grupo de Trabajo de Enfermedades Cardiovasculares de Agamfec.

Ver otras noticias de salud

Etiquetas
Comentarios