Despliega el menú
Salud

Heraldo Saludable

salud

Así se propagan las enfermedades en el tiempo y el espacio

En el caso de períodos de incubación cortos, los investigadores encontraron un pico de infectados más alto.

Dos personas con mascarilla en Times Square, en Nueva York.
Dos personas con mascarilla en Times Square, en Nueva York.
ANDREW KELLY/Reuters

Un estudio con participación de la Universitat de les Illes Balears (UIB) ha analizado cómo se relaciona el periodo de incubación de enfermedades contagiosas con la difusión de las mismas en el territorio.

En concreto, se trata de un estudio con participación del Instituto de Física Interdisciplinar y Sistemas Complejos (IFISC, CSIC-UIB), que ha estudiado los periodos de incubación en brotes de cólera (del año 2012-2013) y la enfermedad del ébola en Sierra Leona (2014-2015). Los investigadores utilizaron datos recogidos por el Ministerio de Salud y Saneamiento de Sierra Leona y proporcionados por la Organización Mundial de la Salud. Estudiaron sus características, además de hacer simulaciones numéricas para comprobar las conclusiones.

En epidemiología, el tiempo que transcurre entre que un individuo se infecta hasta que se convierte en infeccioso (es decir, que es capaz de infectar) se conoce como periodo latente; y el tiempo que tarda en desarrollar síntomas es el período de incubación. "La relación entre estas dos cantidades es fundamental a la hora de definir el potencial que tiene una enfermedad de convertirse en una epidemia", han explicado desde la UIB.

Una diferencia crítica entre ambas enfermedades estudiadas es el período de incubación, que suele ser de entre 8 y 12 días para el ébola y de uno o dos para el cólera. Desde la Universidad han explicado también que los viajes realizados por las personas infectadas en periodo de incubación son un factor clave en la dispersión geográfica de las epidemias.

En el caso de períodos de incubación cortos, los investigadores encontraron un pico de infectados más alto, pero en un espacio de tiempo más corto. Por el contrario, para períodos de incubación más largos, el pico máximo de infecciones es más bajo, pero el brote dura mucho más tiempo. La diferencia en el período de incubación también influye en la predictibilidad del brote, que es mucho más baja cuando el periodo es más largo.

El estudio se ha publicado en la revista científica 'PNAS'. Han participado el doctor Juan Fernández Gracia, investigador postdoctoral en el IFISC (CSIC-UIB), además de investigadores de la Escuela de Salud Pública T.H. Chan de la Universidad de Harvard, de la OMS y del Ministerio de Salud de Sierra Leona.

Ver otras noticias de salud

Etiquetas
Comentarios