Despliega el menú
Salud

Heraldo Saludable

salud

La celiaquía puede provocar defectos en el esmalte, sequedad bucal o llagas

En niños, una de las complicaciones que más se presenta es el retraso de la erupción de los dientes permanentes.

El Departamento de Sanidad del Gobierno aragonés reconoce en su respuesta al Justicia de Aragón que la media de espera para ser atendido en el Hospital San Juan de Dios de Barcelona es de 5 a 6 meses.
Por recomendación general, conviene acudir al dentista una vez al año.
Pixabay

Berta Uzquiza, odontóloga de la Dirección Asistencial de Sanitas Dental, ha advertido de que la celiaquía también puede afectar a la salud oral, produciendo defectos en el esmalte, sequedad bucal o llagas, entre otros. La celiaquía es la enfermedad que impide a las personas que la sufren digerir el gluten por completo, desencadenándose una reacción adversa. En España, el 1 por ciento de la población padece celiaquía y más de un 75 por ciento de los celíacos no está diagnosticado, según datos de la Federación de Asociaciones de Celíacos en España.

La enfermedad celiaca es de carácter intestinal, aunque sus efectos también tienen consecuencias en la salud bucodental. Así, puede afectar a los tejidos o a la estructura ósea de las piezas dentales, provocando una serie de problemas orales, algunos de ellos, de carácter irreversible.

"Los estragos de esta enfermedad para la salud bucodental van desde la sequedad, que genera ausencia de saliva y, por tanto, un incremento de las posibilidades de sufrir otras patologías como las caries, hasta defectos en el esmalte, como decoloración o manchas en los dientes de carácter permanente. También hay un mayor riesgo de generar aftas o llagas de forma recurrente en los tejidos blandos de la boca", apunta la experta.

En niños, una de las complicaciones que más se presenta es el retraso de la erupción de los dientes permanentes. Urquiza detalla que las afecciones de la intolerancia al gluten en la salud bucodental pueden ayudar a detectar la celiaquía de forma precoz, algo importante para tratar el problema desde sus primeras fases. De esta forma, se puede evitar la aparición de otras afecciones asociadas a la enfermedad celíaca, como la diabetes tipo 1 o la gastritis atrófica, entre otras.

El tratamiento de los pacientes celiacos consiste en la realización de una dieta exenta de gluten, proteína que se encuentra en los cereales trigo, cebada, centeno y espelta. Así, la especialista considera importante reducir la ingesta de alimentos ácidos y azucarados, ya que facilitan la formación de erosión y caries. "Para combatir los efectos de la enfermedad celíaca en la salud bucodental, es imprescindible llevar una correcta higiene bucal y visitar regularmente al odontólogo, para asegurar la detección temprana de los potenciales problemas a tiempo y poder tratarlos de forma adecuada", concluye.

Ver otras noticias de salud

Etiquetas
Comentarios