Despliega el menú
Salud

Heraldo Saludable

cáncer

El ayuno temporal podría mejorar la eficacia de la inmunoterapia frente al cáncer de pulmón

Diversos estudios sugieren que condiciones de ayuno reactivan la inmunidad antitumoral y mejoran la capacidad terapéutica de la quimioterapia

El cáncer de pulmón podría afectar a más de 40.000 personas en el año 2035.
El cáncer de pulmón podría afectar a más de 40.000 personas en el año 2035.
Pixabay

El ayuno temporal podría mejorar la eficacia de la inmunoterapia frente al cáncer de pulmón, según han observado investigadores del Cima Universidad de Navarra, colaboración con el CIBERONC, quienes han desarrollado un proyecto experimental innovador que incrementa la capacidad terapéutica de la inmunoterapia del cáncer de pulmón más frecuente (de células no pequeñas).

Diversos estudios sugieren que condiciones de ayuno reactivan la inmunidad antitumoral y mejoran la capacidad terapéutica de la quimioterapia. Siguiendo esta premisa, los expertos, cuyo trabajo ha sido publicado en la revista 'Nature Cancer', quisieron conocer cuál es el papel del ayuno en la inmunoterapia, confirmando así que ciclos intermitentes de ayuno incrementan la capacidad antitumoral de anti-PD-1 en modelos animales de cáncer de pulmón.

"Analizamos los mecanismos moleculares que rigen este hallazgo y descubrieron que el ayuno disminuye los niveles de una molécula (IGF 1), lo que sensibiliza a las células tumorales al tratamiento con inmunoterapia basada en anti PD-1", han dicho.

De acuerdo con esta observación, los resultados sugieren que los pacientes con cáncer de pulmón con niveles elevados de IGF-1 circulante responden peor a la inmunoterapia basada en anti-PD-1. "Estos descubrimientos podrían constituir la base para evaluar, en el contexto de ensayos clínicos, la capacidad del ayuno temporal o de la inhibición de IGF-1 de mejorar el rendimiento de la inmunoterapia frente al cáncer", ha apostillado el director del Programa de Tumores Sólidos del Cima, Rubén Pío.

El trabajo se ha realizado en el marco del Instituto Sanitario de Navarra (IdiSNA) y del CIBER de Cáncer (CIBERONC) y ha contado con financiación del Instituto de Salud Carlos III-Fondo de Investigación Sanitaria-Fondo Europeo de Desarrollo Regional 'Una manera de hacer Europa', la Asociación Española contra el Cáncer (AECC), la Fundación Ramón Areces y La Caixa, entre otras ayudas públicas y privadas.

Etiquetas
Comentarios