Despliega el menú
Salud

Heraldo Saludable

alimentación

Las dietas de origen vegetal, como la mediterránea, generan un menor impacto sobre el medioambiente

Consumir distintos tipos de vitaminas para la prevención de enfermedades crónicas degenerativas como las cardiovasculares,

Conviene orientar los hábitos alimenticios hacia una dieta mediterránea, rica en frutas y verduras.
Conviene orientar los hábitos alimenticios hacia una dieta mediterránea, rica en frutas y verduras.

La catedrática de Nutrición y Bromatología de la Universidad CEU San Pablo, Elena Alonso, ha señalado que "las dietas basadas en alimentos de origen vegetal, ricas en cereales, legumbres, frutas, verduras y hortalizas, como lo es la dieta mediterránea, generan una menor cantidad de residuos contaminantes, gases de efecto invernadero y un menor impacto sobre el medioambiente que las dietas ricas en alimentos de origen animal o altamente procesados".

Alonso ha hecho estas declaraciones durante celebración de la festividad de la Patrona de la Facultad de Farmacia, la Inmaculada Concepción, en la que ha impartido la lección magistral 'Hambre y malnutrición...cuando hay pan para todos. Paradojas de la nutrición', donde ha señalado que "las dietas sostenibles, respetuosas para el ecosistema y la biodiversidad optimizan los recursos humanos y naturales".

En este sentido, la catedrática ha subrayado que "estas dietas contribuyen, a su vez, a la seguridad alimentaria y a un estilo de vida saludable para las generaciones actuales y las futuras". Además, ha apuntado que "si se potencia el consumo de producto local y de temporada, crecen las oportunidades de reducir factores asociados al cambio climático".

En cuanto a la importancia de seguir una dieta equilibrada, la profesora Alonso ha alertado de la necesidad de consumir distintos tipos de vitaminas para la prevención de enfermedades crónicas degenerativas como las cardiovasculares, el cáncer, el síndrome metabólico, la diabetes, la osteoporosis, el deterioro cognitivo y la depresión.

Además, ha explicado que la deficiencia de ácido fólico da lugar a una anemia megaloblástica, que hoy en día sigue siendo una enfermedad frecuente. Según los estudios epidemiológicos, ha destacado, un estado nutricional inadecuado o bajo en folatos se asocia con un mayor riesgo de padecer cáncer colorrectal, por lo que cabría pensar que un aporte mayor de la vitamina podría prevenir la aparición de la enfermedad. 

Ver otras noticias de salud

Etiquetas
Comentarios