Despliega el menú
Salud

Heraldo Saludable

¿Se pueden eliminar las marcas de acné?

Explotar los granitos durante la pubertad y no limpiar adecuadamente el rostro son dos de los culpables de las cicatrices del rostro que tanto tardan en desaparecer.

El acné afecta al 80% de los adolescentes hasta los 24 años y a mujeres con problemas hormonales.
El acné afecta al 80% de los adolescentes hasta los 24 años y a mujeres con problemas hormonales.
Pixabay

No. El acné no es solo cosa de adolescentes. Esta patología que cursa con espinillas difíciles de disimular afecta a una de cada dos mujeres adultas. No es una enfermedad banal y hay que tratarla con ayuda de dermatólogos expertos que estudien cada caso y puedan ponerles remedio; aunque cabe destacar que desde casa, con una alimentación equilibrada y una higiene cuidada del rostro (sobre todo para aquellas personas que se maquillan a diario), los síntomas y la salud de nuestra piel mejoran notablemente.

Claro que, las marcas que se producen por la necesidad que muchos tienen de explotar los granitos (existen incluso juegos para hacerlo) pueden perdurar años después de haber acabado con la enfermedad.

Si la piel presenta rojeces y una textura irregular, además de visitar al médico para que aporte su diagnóstico y el tratamiento a seguir -ya que pueden ser causadas por las hormonas, las bacterias o por el uso de productos de belleza agresivos-, hay que empezar a mimarla más y se puede hacer desde la comodidad del hogar.

Para empezar, hay que acostumbrarse a lavarse la cara con agua y jabón al levantarse y antes de irse a dormir, para quitar así los restos de grasa y suciedad que las bases y coloretes dejan en el rostro. Y es que, aunque es cierto que existen muchos mitos alrededor del maquillaje (como el mito de que no todo el mundo puede pintarse los labios de rojo), el de irse a la cama bien desmaquillada para evitar el acné no es uno de ellos. Cabe tener en cuenta que es durante las horas de sueño cuando la piel se regenera y si las pinturas tapan, este proceso se complica.

Así, es en la regeneración y la cicatrización donde reside la clave para eliminar las hiperpigmentación e irritación del rostro, y hay una serie de productos naturales que, aplicados durante la noche, pueden favorecer e incluso acelerar el proceso. Una mascarilla de pulpa de aloe vera aplicada durante media hora antes de irse a la cama (y tres veces a la semana) es una de ellas, pues, además de propiedades cicatrizantes, ayuda a la recuperación celular.

También el zumo de un limón, usado como tónico facial nocturno, ayuda a la eliminación de las rojeces, ya que su capacidad para blanquear puede quitar intensidad a las manchas; o rodajas de tomate sobre el rostro para que sus betacarotenos actúen sobre la irritación. Remedios naturales que viene bien utilizar pero que conviene recordar que no son milagrosos: ante los primeros síntomas de cualquier erupción lo primero que hay que hacer es acudir al especialista para que valore de manera individual nuestro caso.

Ir al suplemento de salud

Etiquetas
Comentarios