Despliega el menú
Salud

Heraldo Saludable

salud

Las mujeres sufren ictus más graves, con mayor mortalidad y secuelas

La puesta en marcha del Código Ictus para atender precozmente a los afectados ha conseguido reducir la tasa de mortalidad un 50 % entre los años 2001 y 2015.

El escáner del servicio de urgencias del Hospital Miguel Servet.
El 90 % de los casos se puede prevenir con buenos hábitos de vida.
Gobierno de Aragón

El ictus es la principal causa de muerte entre las mujeres españolas, sus efectos y secuelas son más graves que los que ocasionan en los hombres y, con 120.000 muertes al año, es sin embargo una enfermedad poco conocida ante cuyos síntomas un alto porcentaje de la población no sabría cómo actuar.

Así lo evidencian los datos de una encuesta elaborada por Freno al Ictus entre 400 personas que han sufrido este accidente cerebrovascular y sus cuidadores en 30 hospitales españoles con motivo del Día Mundial del Ictus que se conmemora el próximo 29 de octubre.

"El ictus es más grave en las mujeres, que además tienen peor evolución y más secuelas", ha asegurado la neuróloga María Alonso de Leciñana, de la Sociedad Española de Neurología (SEN), que ha señalado además, que por encima de los 75-80 años estos accidentes son más frecuentes entre las mujeres, ya que viven más años.

Aunque se desconoce con exactitud por qué son más graves en ellas, las diferencias biológicas por los estrógenos durante la vida fértil y los cambios que se producen en la menopausia condicionan ese perfil de riesgo.

Así, el secretario general de Sanidad, Faustino Blanco, ha detallado que en 2017 un total de 15.382 mujeres fallecieron por este motivo, mientras que en hombres fue la tercera causa de muerte -por detrás de la enfermedad isquémica del corazón y el cáncer de pulmón- con 11.555 fallecidos.

A pesar de los datos, la puesta en marca del Código Ictus para atender precozmente a los afectados ha conseguido reducir la tasa de mortalidad un 50 % entre los años 2001 y 2015.

En 2015 el riesgo de mortalidad por ictus en España fue del 27,4 por cada 100.000 habitantes, con una horquilla que va desde el 19,9 de Madrid al 37,6 de Andalucía.

La rapidez a la hora de actuar tras los primeros síntomas es clave y, sin embargo, es importante el número de personas que no sabría identificarlos.

Estos son: pérdida de fuerza o sensibilidad en un lado del cuerpo, dificultad para hablar o para entender lo que se le dice, pérdida de visión, dolor de cabeza muy intenso e inusual y alteración del equilibrio.

Ante estos síntomas es importante saber que no hay que acudir al hospital, sino llamar al 112, que se encargará de saber dónde está el centro hospitalario que tenga implantado el Código Ictus.

El presidente de Freno al Ictus, Julio Agredano, ha lamentado el gran desconocimiento que existe acerca de esta patología, ya que los datos de la encuesta ponen de manifiesto que el 60 % de las personas que lo han padecido no sabía nada de la enfermedad.

Tampoco se sabe que esta se puede prevenir en un 90 % de los casos, con buenos hábitos de vida, controlando la presión arterial, el colesterol, el peso y evitando el alcohol, el tabaco y el sedentarismo.

Lo llamativo es que muchas de las personas que han padecido este accidente cerebrovascular siguen desconociendo los factores de riesgo y, por tanto, tampoco corrigen sus hábitos de vida, de hecho un 13 % de los fumadores no deja el tabaco.

Etiquetas
Comentarios