Despliega el menú
Salud

Heraldo Saludable

¿Cuánto tiempo se puede conservar el agua del grifo en una botella?

Rellenar las botellas, tanto de plástico como de cristal, es un buen gesto para evitar la generación excesiva de residuos, pero puede ser perjudicial para la salud.

Sin agua en Delicias y Malpica durante dos horas.
Sea del grifo o embotellada, es mejor conservar el agua en botellas de cristal.
Pixabay

Según un estudio elaborado en 2017 en la Universidad Oberta de Cataluña (UOC), el agua de grifo es tan buena para la salud como la embotellada, pues para garantizar que es segura para el consumo humano se llevan a cabo una serie de análisis de sus características físicas, químicas y microbiológicas y un proceso de potabilización.

Aunque de todos es sabido que este líquido no caduca, por lo que se puede almacenar sin problema, cabe prestar especial atención cuando se rellena una botella con agua del grifo, ya sea de plástico o de cristal. Si bien es cierto que la composición del agua no se altera (no aparece moho como ocurre con los alimentos, por ejemplo), su conservación tampoco es eterna, y bacterias y microorganismos perjudiciales pueden aparecer con mayor facilidad y provocar algún que otro imprevisto estomacal.

Estas partículas se reproducen en el agua cuando el cloro, sustancia desinfectante que ralentiza la reproducción de microorganismos y se añade en el proceso de potabilización, se evapora, hecho que ocurre si se almacena en un recipiente durante cierto tiempo.

¿Cuánto tiempo se puede guardar?

Para evitar cualquier contaminación por la desaparición del cloro y que un ataque de gastroenteritis afecte a la salud, es recomendable consumir el agua que se ha embotellado en un plazo de 24 horas, es decir, a lo largo del día. Si se conserva en la nevera, el plazo puede ampliarse, pues el frío ralentiza el proceso de evaporación, pero nunca superar los 15 días.

Para alargar este proceso, conviene almacenar el agua en un recipiente cerrado, pues si se opta por una jarra es más probable que además entren otras partículas contaminantes del exterior. Del mismo modo, si la botella es de plástico no reutilizable, cabe recordar que los químicos de este pueden desprenderse del recipiente y contaminar el líquido.

- Ir al suplemento de salud

Etiquetas
Comentarios