Despliega el menú
Salud

Heraldo Saludable

salud mental

Afectados y asociaciones abogan por sacar a la luz pública el suicidio

Este jueves, 10 de octubre, se celebra el Día Mundial de la Salud Mental. 

El suicidio no es solo un problema de salud mental sino que influyen otra serie de factores como la vulnerabilidad, la pobreza, la soledad, la desesperanza o la drogodependencia, al que sucumben diez personas al día en España, lo que lo convierte en un problema social que se debe hacer público y que debe contar con planes de actuación y prevención.

Según las asociaciones de afectados "hablar de ello es el primer paso para prevenirlo" y con ese fin el Día Mundial de la Salud Mental que se conmemora este jueves 10 de octubre se celebra con el lema "Conect@ con la vida". En esta fecha, la Asociación Aragonesa Pro Salud Mental (Asapme) celebra su aniversario, este año el 35, con un acto en la Sala de la Corona del edificio Pignatelli, sede del Gobierno de Aragón, en el que se entregan los reconocimientos anuales y que al asisten representantes de las instituciones y organizaciones relacionadas con la salud mental.

El acto ha comenzado con la lectura del testimonio de Alicia, una mujer de 35 años que comenzó con esquizofrenia a partir de la adolescencia y que había intentado suicidarse en varias ocasiones no por "llamar la atención" sino por acabar con el sufrimiento. Ha agradecido haberlo superado con tratamiento y con la ayuda de familia y amigos porque "cada persona tiene un caso al que agarrarse" y porque "siempre hay algo o a alguien al que no le puedes decir adiós".

La psiquiatra Isabel Irigoyen, ponente invitada, ha desmentido algunos de los "mitos" en torno al suicidio como que la mayoría de los que lo intentan no lo cumplen; que hablar de ello produzca un efecto contagio, puesto que "sentarse a hablar les va a ayudar a sentirse comprendido y minimizar su sufrimiento"; que no avisen porque "nueve de cada diez" lo han hecho despidiéndose del trabajo de una manera especial, regalando cosas o acudiendo al notario; o que no se pueda prevenir porque "es posible detectarlo y prevenirlo".

En Aragón se registran unos 100 suicidios al año y 2016 fue "especialmente trágico" con 133 fallecimientos desde los 14 años. En esta comunidad ha explicado que por cada suicidio hay entre 15 y 20 tentativas, lo que significa que se atienden unas 2.500 al año, y ha incidido en la preocupación de los agentes por las muertes de adolescentes y por eso la necesidad de prevenir el bullying.

Pero también ha destacado otros factores como la enfermedad mental, la soledad, el insomnio, el dolor, la vejez y los hombres de edad media con alcoholismo, en ocasiones separados y con hijos, un grupo "especialmente vulnerable", además de que los hombres se suicidad tres o cuatro veces más que las mujeres.

"Se puede prevenir pero no hay medios" ha reconocido esta especialista en suicidio en el Hospital Clínico Lozano Blesa, quien ha recomendado, ante un posible caso, que se escuche al afectado sin juzgar, ayudarle a buscar un especialista, que no acceda a medios con los que se pueda autolesionar y avisar a alguien cercano, y a los adolescentes enseñarles a que no busquen la recompensa inmediata.

Tras esta intervención se ha procedido a la entrega de los premios a la Comisión de Tutela y Defensa Judicial de Adultos, por su profesionalidad y dedicación en favor de las más de 950 personas adultas sobre las que el Gobierno de Aragón ejerce algún tipo de figura de protección, de las que más de la mitad son enfermos mentales; y a CERMI Aragón como portavoz de la discapacidad, su lucha contra los estereotipos y prejuicios y defender los derechos de las 102.000 familias a las que representa en esta Comunidad.

El presidente de las Cortes, Javier Sada, ha sido el encargado de inaugurar el acto reconociendo la labor de este tipo de asociaciones que "cumplen una función fundamental no solo en la atención sino en la visibilización" al que ha seguido un coloquio con la presidenta de Asapme, Ana Iritia, el presidente del Teléfono de la Esperanza, Alberto Hernández, y la presidenta de la Federación de Salud Mental, Concepción López. Una tertulia en la que López ha aprovechado para reclamar un plan de prevención e intervención del suicidio con equipos multidisciplinares que trabajen con las familias y afectados y en el que entre toda la sociedad.

La consejera de Sanidad Pilar Ventura ha destacado que el suicidio es "una decisión íntima y personal que trunca estas vidas y afecta a sus seres queridos", de ahí que sea necesario afrontarlo de manera multidisciplinar y transversal. En este sentido ha anunciad que el Gobierno de Aragón ya ha iniciado las acciones para poner en marcha una Estrategia contra el Suicidio que requerirá de la colaboración de la sociedad, de los Servicios Sociales y de Educación; una red de atención telefónica; la elaboración de procesos asistenciales integrados a quienes pidan ayuda y garantizar que el informe del alta de servicios de urgencias llegue a atención primaria y unidad de salud mental. 

Etiquetas
Comentarios