Salud

Heraldo Saludable

VERANO  

Cinco errores que cometemos con la cocina en verano (y dañan nuestra salud)

Las intoxicaciones alimentarias aumentan en la época estival debido, en parte, a las malas prácticas que empleamos con ciertos alimentos. 

Baño
La descomposición intestinal es una de las dolencias más frecuentes en verano. 
Freepik

Comer de forma correcta en verano no es tarea sencilla: no hay apetito, tienes una cena con amigos que te impide llevar una dieta equilibrada o nos dedicamos a picar entre horas. Tampoco facilitan la tarea las altas temperaturas, ya que con ellas aumentan las intoxicaciones alimentarias. En parte, nosotros somos los responsables de estos daños, puesto que cometemos algunos errores en la cocina y llevamos a cabo algunos malos hábitos con los alimentos que, en verano, pueden ocasionar daños en nuestra salud.  

Lo que no debes hacer en la cocina en verano 

No conviene usar productos químicos para su limpieza para evitar la contaminación de los alimentos.
1

Comprar la fruta y la verdura maduras

Las altas temperaturas hacen que las frutas y las verduras maduren rápidamente. Por ello, solo es recomendable comprarlas así cuando se vayan a consumir de forma inmediata. De lo contrario, es preferible adquirirlas sin madurar, ya que completarán este proceso rápidamente en casa. Además, hay que lavar cada alimento a conciencia. 

Los huevos duros son altos en proteína, por lo que es recomendable comer uno al día.
2

Dejar los huevos fuera de la nevera

¿En la nevera o a temperatura ambiente? Esa es una de las preguntas más frecuentes a la hora de almacenar los huevos. Siempre es recomendable conservarlos en la nevera, pero, en verano, es aún más necesario ya que de esa forma se evitan los cambios bruscos de temperatura que pueden dañar su capa protectora, que es la que evita la entrada de bacterias. 

Cortar carne
3

Emplear los mismos utensilios 

La contaminación cruzada es una de las peores enemigas de la salud intestinal. Para evitarla, hay que dejar de emplear los mismos utensilios para todo. Así, la carne y el pescado se deben cortar con diferentes elementos, así como los alimentos crudos y cocinados. 

La tortilla de patata, la especialidad de La Zoca.
4

Comer tortilla poco cuajada

Sea con o sin cebolla, y por mucho que nos duela, en verano se debe comer la tortilla de patatas lo más cuajada posible. De lo contrario, las altas temperaturas pueden afectar al huevo al estar más crudo. 

Nevera
5

Mala refrigeración 

La refrigeración es otro de los grandes problemas en la época estival, ya que hay que tenerla en cuenta para que las altas temperaturas no afecten a los alimentos. A la hora de preparar la comida, lo que no se vaya a consumir deberá introducirse en el frigorífico en cuanto deje de quemar. Además, si se va a hacer la compra, hay que contar siempre con una bolsa isotérmica para transportar los congelados. Lo mismo ocurre con los almuerzos en la playa y en la piscina: todo debe llevarse en una nevera portátil para garantizar la buena conservación de los alimentos. 

Etiquetas
Comentarios