Salud

Heraldo Saludable

salud

El MIR 2020: menos preguntas, cambio en el baremo del expediente y más plazas para Aragón

Esta prueba se realiza a principios de año y tiene sus equivalente para otros sectores sanitarios como enfermeros o farmacéuticos. 

Prueba de acceso al MIR
Prueba de acceso al MIR
Toni Galán

Todavía no se ha publicado la nueva convocatoria del examen MIR (Médico Interno Residente), pero ya se conocen varias posibles novedades, entre las que se incluye la reducción de preguntas o el cambio en la ponderación del expediente académico. Estas y otras decisiones, que se tomarán la próxima semana en una reunión entre el Ministerio de Sanidad y las CC. AA., no solo afectarán a los facultativos. A pesar de que el global de pruebas para residentes se conoce popularmente como MIR, también incluye los exámenes para enfermería (EIR), farmacia (FIR), psicología (PIR), biología (BIR), química (QIR) y radiofísica (RFIR).

El número de preguntas y el tiempo para responderlas se podría reducir en la próxima convocatoria. La pretensión del Ministerio de Sanidad es pasar de 225 cuestiones a 175 (más 10 de reserva), es decir, 50 menos. Por su parte, los sanitarios ya no contarían 5 horas para rellenar el cuestionario, sino que dispondrían de 4. “No creo que esta medida afecte mucho a los alumnos, ya que la intención es solamente reducir las preguntas, no cambiar su estructura ni el modo en el que se formulan. La metodología de estudio será la misma”, puntualiza Javier Lanuza, decano de la facultad de Medicina de la Universidad de Zaragoza.

Tampoco está previsto que se modifiquen los criterios de valoración, corrección y puntuación: las respuestas válidas seguirán sumando 3 puntos, mientras que las incorrectas restarán uno. Para aprobar se continuará exigiendo una nota equivalente al 35% de la media de los diez mejores exámenes. 

Desde el Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina señalan que la disminución del número de cuestiones podría implicar que hubiera más empates y, por lo tanto, "el peso del expediente (aun siendo el 10%) aumentara su valor relativo". Por ello, solicitan al Ministerio que realice un estudio para normalizar los expedientes y corregir las posibles diferencias entre las facultades. Asimismo, piden que todas estas modificaciones se notifiquen con la mayor antelación posible.

Tanto estudiantes como decanos valoran de manera positiva que se haya decidido apostar por el cambio en el baremo de los méritos académico. En la actualidad se realiza en una escala de 0 a 4 (de 5 a 6,9 suponía un punto; de 7 a 8,9 eran 2; a partir de 9 se conseguían 3 y la matrícula de honor se contabilizaba con 4 puntos). A partir de ahora se medirá de 0 a 10. “Será más justo para los estudiantes”, destaca Lanuza.

Casi 60 plazas más en Aragón

Otro de los aspectos que cambiará para la convocatoria de 2020 es el número de plazas disponibles. Si el año pasado los centros de salud y hospitales de Aragón ofertaron 258 vacantes para todos los residentes sanitarios, el Gobierno de Aragón ha solicitado aumentar hasta las 315 vacantes; lo que supone 57 oportunidades más para los aspirantes. Esta propuesta todavía no ha sido aprobada, aunque se prevé que se confirme en las próximas reuniones. Tampoco se ha confirmado cuál será su distribución.

En la convocatoria del año pasado, se organizó de la siguiente manera: 207 plazas para médicos, 35 correspondientes al ámbito de la enfermería, 7 para farmacéuticos, 5 dirigidas a psicólogos, una para radiofísicos y otra que ocupó un químico. Dentro de estas posibilidades fueron las especialidades de Medicina de Familia (63 vacantes), Pediatría (16), Medicina Interna (10), Enfermería Familiar y Comunitaria (10) y Enfermería de Salud Mental (10) las que más plazas acumularon.

Un total de 1.360 aragoneses se presentaron a la prueba, evidenciando, un año más, la diferencia existente entre le número de plazas convocadas y el de candidatos. “En los últimos diez años se han multiplicado las facultades de Medicina en España, mientras que el número de vacantes MIR ha variado muy poco. Esto ha provocado un tapón y que muchos egresados tengan que marcharse fuera. Sin el MIR no pueden ejercer como facultativos en la sanidad pública”, explica Lanuza. Por ello, considera que es imprescindible que se incremente el número de plazas y que no se abran más facultades.

El MIR,  ¿en octubre?

Otro caballo de batalla para los decanos de Medicina es la fecha de celebración del examen. Actualmente se lleva a cabo el sábado correspondiente a la última semana de enero o las dos primeras de febrero. “Nuestra propuesta es que no haya tanto tiempo entre que un alumno termina el curso y realiza la prueba. Por ello consideramos que octubre podría ser una buena fecha”, explica. De este modo, los alumnos se incorporarían en enero a su nuevo puesto de trabajo y no “perderían” un año hasta poder ejercer la medicina. Esta propuesta está encima de la mesa, pero aunque al final se apostara por ella, no afectaría a la convocatoria de 2020. 

Etiquetas
Comentarios