Salud

Heraldo Saludable

salud

Una nueva cirugía endoscópica en la columna vertebral permite el alta en 24 horas

Las ventajas de este abordaje de la artrodesis vertebral son una incisión mucho menor en la piel y una recuperación postoperatoria mucho más rápida,

Un 95% de los españoles ha sufrido alguna vez dolor de espalda.
La artrodesis vertebral consiste en la fusión permanente de dos o más vértebras en la columna para que no haya movimiento entre ellas.

Un equipo de cirujanos del Morgenstern Institute of Spine del Centro Médico Teknon, de Barcelona, ha hecho por primera vez una fusión de la columna lumbar con una nueva cirugía endoscópica, que ha permitido dar el alta hospitalaria al paciente en solo 24 horas.

El Centro Médico Teknon ha informado este lunes de que esta técnica se ha utilizado ya en 51 pacientes y que los resultados de este nuevo abordaje de la artrodesis vertebral son comparables con los de la cirugía clásica de columna, pero con las ventajas de una incisión mucho menor en la piel y una recuperación postoperatoria mucho más rápida, han indicado las mismas fuentes.

El doctor Rudolf Morgenstern, autor de la técnica y líder del equipo que la ha llevado a cabo, ha explicado que ha contado con la cooperación de la Universidad de Yale y que los resultados han sido publicados en la revista Clinical Spine Surgery y en el suplemento especial de The Spine Journal.

La artrodesis vertebral consiste en la fusión permanente de dos o más vértebras en la columna para que no haya movimiento entre ellas, de forma que se elimina o disminuye el dolor que se genera desde el disco intervertebral y las facetas lumbares.

El nuevo abordaje que proponen los cirujanos de la Teknon supone implantar una caja expandible de titanio que ayude a estabilizar y fusionar el disco intervertebral. Esto permite restaurar la altura del disco intervertebral y liberar los nervios que producen el dolor lumbar y ciático. "A diferencia de la cirugía convencional, no se cortan los tejidos sino que se dilatan, y así no es necesario hacer ni disección muscular ni resección ósea, reduciendo la agresión al paciente", ha indicado Morgenstern.

A las pocas horas los pacientes ya pueden deambular y en menos de 24 horas se les puede dar el alta hospitalaria, ha asegurado.

Para poder introducir la caja expandible en el disco intervertebral sin resecar los tejidos del paciente, se usa la endoscopia y la fluoroscopia intraoperatoria, de forma que el cirujano 'navega' hasta alcanzar el objetivo en el disco lumbar de forma precisa y menos agresiva.

Para llevar a cabo esta intervención es necesario hacer una incisión en la piel de solo 1,5 centímetros, lo que hace que no sea necesaria una anestesia general y que con una anestesia local en la zona de intervención y una mínima sedación sea suficiente, lo que reduce los riesgos asociados a una anestesia profunda. 

- Ver más noticias sobre salud

Etiquetas
Comentarios