Despliega el menú
Salud

Heraldo Saludable

salud

¿Qué problemas oculares puede provocar el agua de las piscinas?

Desde irritación ocular hasta pérdida de visión, pasando por una conjuntivitis bacteriana o vírica son algunas de las dolencias que puede producir el contacto de los ojos con el agua.

Los oftalmólogos advierten del riesgo del agua de las piscinas para los ojos.
Los oftalmólogos advierten del riesgo del agua de las piscinas para los ojos.
Pixabay

Oftalmólogos del Instituto Catalán de la Retina han advertido este lunes del riesgo que supone el agua de las piscinas para los ojos, ya que puede provocar "desde irritación ocular hasta pérdida de visión, pasando por una conjuntivitis bacteriana o vírica".

En un comunicado, el Instituto Catalán de la Retina ha explicado que "el cloro y otros productos químicos que se incorporan al agua pueden debilitar la película lagrimal que protege e hidrata el ojo", cuya principal consecuencia es "el ojo rojo".

También avisan de que un contacto regular con el agua de la piscina puede derivar en problemas crónicos de la superficie del ojo o bien visión borrosa.

Los oftalmólogos recomiendan no usar lentes de contacto en las piscinas porque "potencian la exposición a la contaminación microbiana o de amebas".

"Hay que tener en cuenta que estas últimas pueden provocar la pérdida de visión. El gran problema es que la lente de contacto absorbe el agua y se puede transformar en un terreno propicio para que proliferen estos microorganismos, potencialmente muy peligrosos para los ojos", señalan los especialistas.

Otras recomendaciones para proteger la salud de los ojos es usar gafas de natación, no abrir los ojos debajo del agua, lavárselos después de nadar, usar gotas oftalmológicas para mantener hidratada la película lagrimal, evitar compartir la toalla para evitar potenciales infecciones y beber agua para mantener la hidratación del cuerpo y los ojos. 

- Ver más noticias sobre salud

Etiquetas
Comentarios