Salud

Heraldo Saludable

VERANO 

¿Qué significa el factor de protección solar y cuál es el más indicado para mi piel?

Estos números que aparecen en los productos más demandados durante el verano indican al usuario el tiempo que puede exponerse al sol sin riesgo de quemaduras.

Es importante seguir una serie de consejos para la aplicación de crema solar
Es importante seguir una serie de consejos para la aplicación de crema solar
Heraldo.es

No hay verano que se precie sin festivales, planes  con los que sobrellevar las altas temperaturas o escapadas a las playas y pozas más cercanas donde refrescarse. En todos ellos, hay que contar con una compañía que no admite un no por respuesta: la protección solar. En este ámbito, las cremas son uno de los productos más demandados para el cuidado de la piel durante el estío, tanto que incluso la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) elige año a año las mejores en relación calidad-precio. 

Sin embargo, solemos cometer muchos errores en su aplicación, que comienzan desde el momento de la compra. Todos los productos que protegen la dermis de la exposición solar cuentan con un número en su envase que hace referencia al Factor de Protección Solar (FPS). Esta reseña crea confusión entre los consumidores, que no saben con exactitud qué cifra deben escoger para que el objetivo de la crema solar se cumpla. 

Claves para acertar con el Factor de Protección Solar (FPS) 

Envase de crema solar en la playa.
1

¿Qué es el FPS? 

EL Factor de Protección solar es un índice que indica el periodo de tiempo que una persona puede exponerse al sol sin riesgo de quemaduras. Es decir, en el caso de los productos de cosmética solar, esta cifra muestra la capacidad que este tiene para proteger la piel de los efectos de la radiación ultravioleta tipo B. Asimismo, se emplea para que e consumidor sepa cuánto tiempo puede estar expuesto al sol sin que aparezcan quemaduras. Eso sí, siempre y cuando la crema se aplica de forma correcta. 

472381728
2

¿Cómo se calcula el FPS? 

Cada persona pertenece a un fototipo, una clasificación que se realiza teniendo en cuenta su tonalidad, su capacidad de broncearse y el tiempo mínimo que tarde en mostrar una quemadura tras estar expuesta al sol sin protección, lo que se conoce como Dosis Eritematógena Mínima (DEM).  Por ejemplo, aquellos que pertenecen al fototipo 1 (para pieles muy claras), puede estar expuestos al sol hasta 10 minutos sin que aparezcan quemaduras. Si se aplican una protección solar 30 multiplicará por 30 este tiempo. Es decir, podrá estar al sol durante 300 minutos sin quemarse.  Para calcular el FPS de cada persona, hay que dividir la DEM que se tiene con protección entre la DEM que surge cuando la piel no está al amparo de ningún producto. 

La luz solar, en su justa medida, es beneficiosa para la salud.
3

Entonces, ¿qué factor empleo? 

Para elegir la mejor crema solar, hay que saber cuánto tarda aproximadamente la piel en quemarse. Con ello, solo habrá que multiplicar este tiempo por el número de FPS que aparece en el envase. El resultado es el número total de minutos que nuestra piel estará resguardada de las radiaciones con ese producto. Pasado ese tiempo, hay que volver a aplicarse crema. Sin embargo, también hay que tener en cuenta otros factores como la localización donde nos estamos exponiendo al sol, la hora de la exposición y los baños. Por ello, los expertos recomiendan darse protección cada dos horas para evitar cualquier lesión. 

Etiquetas
Comentarios