Despliega el menú
Salud

Heraldo Saludable

salud

Más del 30% de los diabéticos sufren trastornos de la piel

La Federación Española de Diabetes (FEDE) ha elaborado una serie de consejos para prevenir el deterioro de la piel.

Es necesario escoger la crema solar acorde al tipo de piel, si se sufren patologías o las actividades físicas que se van a realizar.
Aumentar la protección en verano es fundamental.
Heraldo.es

Más del 30 por ciento de los pacientes diabéticos sufren en algún momento de su vida una afección en la piel por la diabetes, algo que se puede intensificar con la llegada del verano y el contacto con el sol, la arena o el agua con químicos o salada que pueden resecar y dañar la piel, según han destacado los expertos de la Asociación Americana de Diabetes (ADA), quienes han puesto de relieve la "importancia" del cuidado de la piel en los pacientes diabéticos durante esta época del año.

En este sentido, la Federación Española de Diabetes (FEDE) ha elaborado una serie de consejos para prevenir el deterioro de la piel. El primero de ellos se basa en protegerse de manera adecuada del sol, especialmente durante las horas centrales del día. Para ello destacan el uso de cremas solares cada dos horas y después de baño. Asimismo, aconsejan utilizar gafas de sol y sobreros con el objetivo de evitar el mayor número de quemaduras en la piel, que favorecen al envejecimiento, producen sequedad y pueden dar lugar a melanomas.

Por otra parte, ha recomendado cuidar los pies, fundamentalmente en estos pacientes, para prevenir el pie diabético. De este modo, han recomendado utilizar zapatos que no provoquen rozaduras y llevar calcetines de materiales naturales que permitan la transpiración. Además, es "importante" mantener el pie correctamente hidratado para prevenir picores, grietas y evitar el exceso de sudoración.

En este contexto, los expertos han hecho hincapié en la realización de revisiones periódicas para detectar trastornos pédicos de manera precoz y tratar las posibles heridas, infecciones u hongos. Esto se deduce como consecuencia de un estudio de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen), que ha destacado que el 60 por ciento de los pacientes diabéticos no se ha sometido a una exploración del pie diabético en los últimos dos años.

En último lugar, desde FEDE han aconsejado mantener la piel limpie e hidratada, ya que otros factores externos como el cloro de la piscina, la sal del agua del mar, el sudor o la arena pueden resecar la piel. Así, recomiendan limpiar la piel con agua templada después del baño y la práctica de actividad física. Para favorecer a su hidratación los expertos señalan que se debe tomar entre 2 y 2,5 litros de agua diarios, al mismo tiempo que se consumen frutas y verduras.

"Es esencial mantener una buena gestión de los niveles de glucosa en sangre para prevenir problemas en la piel y, especialmente, el pie diabético, que puede tener consecuencias nefastas, incluso llegando a requerir la amputación de la extremidad, de no ser tratado a tiempo", ha concluido Andoni Lorenzo, presidente de FEDE, quien ha añadido que el cuidado de la piel debe acompañarse de hábitos saludables y una correcta adherencia al tratamiento pautado por el especialista.

Ver otras noticias de salud

Etiquetas
Comentarios