Despliega el menú
Salud

Heraldo Saludable

alimentación

Estos son los alimentos que no debes dar a tu hijo para merendar

El consumo diario de zumos procesados y 'snacks' salados pueden poner en riesgo la salud de los niños.

La fruta debe ser la base de una merienda saludable.
La fruta debe ser la base de una merienda saludable.

El consumo diario de zumos procesados, batidos, bollería, galletas, dulces, 'snacks' salados, postres lácteos, 'miniembutidos' y las gamas de 'mini-envases para la merienda', están provocando serios efectos en la salud de las escolares, según han asegurado expertos del programa 'Escuela de familias, por una alimentación más sana y sostenible'-.

Por ello, la organización Justicia Alimentaria, la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres del Alumnado (CEAPA) y su federación en la comunidad de Madrid, FAPA Giner de los Ríos están trabajando conjuntamente para mejorar la alimentación de la población infantil y juvenil en el territorio español, a través de un programa educativo y de sensibilización dirigido a las familias y a las comunidades escolares.

Para ello, se han diseñado materiales pedagógicos y de sensibilización, como la pieza audiovisual '¿Qué meriendan cada tarde?', en la que se analiza un momento alimentario del día y se ofrecen alternativas saludables y sencillas que se pueden replicar. En el video se invita a reflexionar sobre el aumento del consumo de alimentos procesados/ultraprocesados, especialmente en algunos momentos del día, como las meriendas o el desayuno.

"Es necesario una educación alimentaria dirigida a niñas, niños y adolescentes, para que aprendan a alimentarse cada día, a partir de alimentos frescos, nutritivos y saludables sin dejarse persuadir por la publicidad y el márketing de alimentos y bebidas industriales", han dicho los especialistas.

A su juicio, la educación alimentaria y la educación para un consumo responsable, permitirá reducir las cifras de sobrepeso u obesidad que presenta la población (especialmente la infantil) previniendo además la aparición de enfermedades asociadas a "la mala alimentación", como la diabetes tipo II y las enfermedades cardiovasculares.

Por ello, los expertos han pedido a los poderes públicos que garanticen una alimentación pública de calidad en todos los centros escolares y planten programas eficaces de promoción de la salud y adquisición de hábitos alimentarios y de consumo más responsables. "Trabajemos para crear ambientes alimentarios más saludables para nuestros escolares y promovamos buenos hábitos desde los hogares y desde los centros de enseñanza, pues al fin y al cabo: alimentar es educar", han zanjado.

Ver otras noticias de salud

Etiquetas
Comentarios