Despliega el menú
Salud

Heraldo Saludable

drogas

Alertan del consumo de drogas entre estudiantes y del uso de nuevas sustancias

Un informe de la Organización de Estados Americanos (OEA) apunta que se ha producido una tendencia al alza en el consumo de cannabis y cocaína.

El cannabis genera el mayor número de atenciones entre los adolescentes.
El cannabis genera el mayor número de atenciones entre los adolescentes.
Thomas Samson. AFP/Photo

La Organización de Estados Americanos (OEA) alertó este miércoles del consumo de drogas desde temprana edad en el continente americano y del creciente uso de nuevas sustancias psicoactivas (NSP) entre los más jóvenes.

En su informe sobre el Consumo de Drogas en las Américas, la OEA alertó de que sustancias como el alcohol, el tabaco, el cannabis y la cocaína, en sus distintas variables, "muestran algunos niveles de uso entre los estudiantes de octavo grado".

Por ello, la organización panamericana abogó por la necesidad de implantar políticas preventivas desde "la primera infancia".

"Como lo demuestra la evidencia investigativa, cuando las personas más jóvenes comienzan a consumir drogas mayores son los riesgos para la salud y otras consecuencias", advierte.

Asimismo, el informe apunta que se ha producido una tendencia al alza en el consumo de cannabis y cocaína entre los estudiantes de enseñanza secundaria.

En nueve de los once países de los que se tienen datos al respecto, el consumo de cannabis ha aumentado entre los estudiantes de secundaria, mientras que en dos se ha mantenido estable y en ninguna nación se mostró una tendencia a la baja.. "Existe un amplio espectro de consumo de cannabis en las Américas. En la población general, la prevalencia del último año oscila entre el 0,5 % a casi el 16 %. Entre los estudiantes de enseñanza secundaria, el rango es aún más amplio, desde menos del 1 % en el extremo inferior (0,9 %) hasta casi un tercio (32,8 %) en el otro extremo", señala el documento.

En cuanto al consumo de cocaína entre los estudiantes de enseñanza secundaria, el informe presenta tres países con una prevalencia superior al 2,5 % durante el último año: Chile, Colombia y Canadá. En Brasil, Ecuador, Granada, México y Uruguay, su consumo afecta al 2 % de los jóvenes.

Por otro lado, la organización llamó la atención sobre la creciente prevalencia de las NSP, que a menudo tienen propiedades químicas y/o farmacológicas similares a las sustancias controladas internacionalmente.

El documento afirma que Estados Unidos y Canadá "están experimentando graves epidemias" de este tipo de sustancias psicoactivas, cuyo "impacto potencial en la salud es significativo".

"Esto es costoso, sobre todo en el número de vidas perdidas, como también en el impacto económico a largo plazo del problema en estos países", sostuvo el estudio.

Uno de los retos que representan este tipo de drogas, dice el documento, es su gran diversidad química, que les permite ser comercializadas de "formas diferentes" y que, en ocasiones, "surgen rápidamente y desaparecen de la misma manera".

El informe también llama la atención sobre el consumo de alcohol entre "la población general de las Américas".

"En 23 de los 31 países que tienen datos sobre estudiantes de enseñanza secundaria, al menos el 20% de estos estudiantes informan haber consumido una bebida alcohólica en el último mes. En 15 países más del 30 % de los estudiantes de enseñanza secundaria han consumido alcohol en el último mes", recoge.

La nota positiva la aporta el consumo de tabaco que, de acuerdo con el estudio, "está en declive" en todo el hemisferio.

"Los países con datos de tendencias muestran disminuciones en el uso entre los estudiantes de enseñanza secundaria, con pocas excepciones. Sin embargo, cualquier consumo de tabaco es peligroso para la salud y, al igual que con otras drogas, cuanto más temprano comience el consumo, mayor será el daño potencial a largo plazo para la salud", concluye la OEA.

Etiquetas
Comentarios