Salud

Heraldo Saludable

salud

¿Qué es mejor para despertarse: un café o una manzana?

Disfrutar de una taza de café caliente para despejarse es uno de los hábitos matutinos más extendidos entre los aragoneses. Pero, ¿tiene sentido?

El café es uno de los mejores aliados del lunes por la mañana.
Archivo

Aunque existen muchas variantes de desayuno, la clásica es la que nunca falla: un café con leche bien caliente y algo para que empape, bien sean tostadas o galletas. Da igual que sea mejor disfrutar de una tortilla, de un plato de yogur con cereales o de una buena dosis de chocolate para evitar los efectos de saltarse, de manera habitual, esta comida: no hay nada que espabile tanto (y ayuda a empezar el día con buen pie) como esta bebida natural. Sin embargo, y a pesar de nuestras costumbres, es posible que no estemos eligiendo el mejor alimento para espabilarnos a primera hora. Pero, ¿cuál es el sustituto perfecto?

Según una serie de estudios realizados en Estados Unidos, la manzana podría ser la aliada perfecta para combatir la pereza matutina y la sensación de somnolencia que a tantos acompaña durante las primeras horas del día. Y es que es rica en una serie de nutrientes que permiten a nuestro cuerpo generar energía y repartirla por nuestro cuerpo lentamente, siendo su efecto a largo plazo mucho mayor que el del café o el té. ¿Y cuáles son? La fructosa y la fibra. Además, es muy rica en vitaminas, compuestos esenciales para conseguir la sensación de saciedad que tantos buscan a primera hora del día para no sufrir alambres en el estómago mientras se espera la hora del almuerzo.

Más allá del café y la manzana

Aunque cada persona tiene un desayuno perfecto que se amolda a sus hábitos y rutinas, la mayoría coincide en la toma de una buen taza de café. Sin embargo, un abuso de este producto puede tener efectos secundarios nada beneficiosos para el organismo, como un aumento del estrés o del peso, de la dependencia y, también, la aparición de manchas macilentas en los dientes de difícil resolución. Por eso, es conveniente tener en cuenta algunas alternativas saludables con las que reemplazar esta bebida. Así, el té negro o de jengibre, las infusiones de Rooibos, kombucha o el agua de coco pueden convertirse en el mejor sustituto del café, aunque sea, en días alternos.

Etiquetas
Comentarios