Despliega el menú
Salud

Heraldo Saludable

salud

¿Qué beneficios tiene tomar lácteos durante el embarazo?

Según la Federación Española de Sociedades de Nutrición, Alimentación y Dietética solo la mitad de las embarazadas realiza una ingesta adecuada.

Las personas con sobrepeso deben tomar lácteos desnatados o semidesnatados.
Entre otras ventajas, tomar leche disminuye las posibilidades de que el niño nazca con bajo peso..
Unsplash

Aproximadamente la mitad de las mujeres gestantes en España no consumen las tres raciones de lácteos diarias recomendadas por los expertos, que se fijan en 1.200 mg/día de calcio en la fase de lactancia, según la Federación Española de Sociedades de Nutrición, Alimentación y Dietética (FESNAD).

"Esta situación pone de manifiesto el enorme desconocimiento que existe todavía hoy en día en la sociedad sobre los beneficios de una ingesta adecuada de lácteos y la importancia de una correcta educación e información nutricional", asegura la presidenta de FESNAD, Ascensión Marcos.

Durante el embarazo, se incrementan las necesidades de energía y macronutrientes de la madre para permitir el crecimiento y desarrollo del feto, tanto a nivel neuronal, como de mineralización ósea y en el cual, los productos lácteos juegan un papel clave. En este sentido, un estudio en colaboración entre investigadores del departamento de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Granada y el Servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital Universitario Materno-Infantil de Granada, todos integrantes del Instituto de Investigación Biosanitaria de Granada, mostró que, por cada 100 gramos al día de incremento en el consumo de productos lácteos, se podría reducir un 11 por ciento el riesgo de bajo peso del bebé al nacer.

Ante esta situación, FESNAD recomienda consumir al menos tres raciones diarias de productos lácteos, como fuente de proteínas, vitaminas y minerales, que además del calcio, aportan el yodo necesario para el desarrollo neuronal del feto. Esto resulta especialmente importante a partir de la segunda mitad del embarazo, apuntan.

En este sentido, aconsejan incorporar al menos una ración en cada una de las tres principales comidas del día: desayuno, almuerzo y cena. "Mantener un adecuado estado de salud en las mujeres gestantes beneficia no solo al feto en su desarrollo, sino que asegura un mejor estado de salud en las futuras generaciones, ya que afecta directamente a su vida adulta, influyendo en la incidencia de enfermedades crónicas a largo plazo. Además, si se realiza una ingesta adecuada de lácteos, de tres raciones al día de forma natural, no suele ser necesario tomar suplementos de calcio", concluye la presidenta de FESNAD.

Ver otras noticias de salud 

Etiquetas
Comentarios