Salud

Heraldo Saludable

Descubre por qué has bebido agua mal durante toda la vida

Además de la cantidad recomendada que se debe beber al día, hay que hacerlo en determinados momentos para que aumenten sus beneficios.

Entre el 70 y el 80% del líquido debe provenir de las bebidas que se ingieren.
Freepik

La cantidad de agua que hay que beber al día está en constante debate. La creencia más extendida, y la más seguida, es la de ingerir dos litros (entre seis y ocho vasos) de este líquido cada 24 horas. Independientemente de la cantidad, cierto es que el agua es un elemento fundamental para el ser humano, tanto para su composición como para su salud.  De hecho, la cantidad de agua del cuerpo humano oscila entre el 50 y el 70%. Respecto a la salud, este líquido está incluido entre las claves para lograr el éxito en cualquier dieta. Sin embargo, para obtener los mejores beneficios, hay que saber cuáles son los momentos adecuados para beber agua aunque no se tenga sed. Seguro que más de uno lo ha estado haciendo mal durante toda su vida.

- Nada más despertar y en ayunas. Este es, sin duda, el mejor momento del día para beber agua. Aunque muchas personas prefieran un café como primera opción, apostar por agua ayuda a activar todos los órganos internos. Hay que beberla despacio y se pueden llegar a ingerir hasta cuatro vasos. Además, si se tiene tendencia al estreñimiento se puede tomar agua caliente y fría si se sufre de diarreas. Si el agua sola es todo un sacrificio, se puede probar con agua con limón

- Antes de las comidas. De esta forma se contribuye a saciar el apetito para, después, ingerir menos cantidad de comida. También ayuda a no comer demasiado rápido.

- Evitarla durante las comidas. Existe el mito de que tomar agua durante las comidas, engorda. Aunque no es así, si se ingiere en este proceso se mezcla con los jugos gástricos y se produce una peor digestión. 

- Antes de la ducha. Los cambios de temperatura que se producen durante la ducha -de los que se pueden sacar beneficios- pueden ocasionar algún problema en la presión sanguínea que puede solventarse tomando un vaso de agua una media hora antes de la ducha. 

- Entre horas y antes de dormir. A veces, la sensación de hambre se confunde con la de sed, por lo que es buena idea probar primero con agua para saber si se sacia. Además, otro de los mejores momentos para tomarla es justo antes de dormir, porque ayudará a la hidratación durante el descanso y en la prevención de calambres musculares.- Ir al suplemento de salud 

Etiquetas
Comentarios