Despliega el menú
Salud

Heraldo Saludable

¿Se pueden combatir las alergias con la alimentación?

Algunos alimentos, como las frutas o el té verde, pueden ayudar a aliviar algunos de los síntomas con los que cursan los procesos alérgicos, como el picor de ojos o los estornudos.

Los estornudos son uno de los síntomas más habituales de las alergias respiratorias.
Los estornudos son uno de los síntomas más habituales de las alergias respiratorias.

Con la primavera pisándonos los talones, los alérgicos (y los futuros nuevos diagnosticados) comienzan a experimentar picor de nariz, lagrimeo constante de ojos y a estornudar sin descanso, preparándose así para una temporada marcada por las visitas al médico y el consumo de antihistamínicos que ayuden a sobrellevar la sintomatología. Sin embargo, cada vez más pacientes buscan tratamientos alternativos que, siempre combinados con lo prescrito por el alergólogo, ayuden a aliviar de manera natural las respuestas corporales que tantas molestias causan a veces.

Cómo combatir los síntomas de la alergia con la alimentación

Los nutricionistas expertos de Naturoteca explican que una manera eficaz de combatir la sintomatología de las alergias es mediante la alimentación, pues, aunque no revierta al 100% las reacciones físicas que produce, sí que puede ayudar a calmar muchas de ellas. "Durante los procesos alérgicos es importante aumentar los productos ricos en queracitina –un tipo de proteína–, como la cebolla, las alcaparras, los arándanos, el cacao puro o el té verde", aseveran. Así "el consumo de frutas y verduras de colores brillantes –lo que indica que son ricas en betacarotenos, vitamina C y antioxidantes– también favorece la reducción de los síntomas más molestos", añaden.

Pero no solo a través de la alimentación se puede favorecer una mejor convivencia con los procesos alérgicos, "los complementos alimenticios pueden mitigar los síntomas si contienen una serie de ingredientes esenciales", destacan los expertos. "Si tiene quercitina se inhibirá la liberación de mediadores alérgicos, como la histamina, las prostaglandinas y los leucotrenios; y se suele obtener de un árbol japonés llamado Sófora o Acadia del Japón", explican.

También sirven la Eufrasia, "para mejorar los síntomas de la conjuntivitis y de la rinitis alérgica"; la cúrcuma y la ortiga verde, "para disminuir las enzimas proinflamatorias"; el grosellero negro, que, tal y como indican favorece la "liberación de cortisol y actúa como un antiinflamatorio natural; y el reishi, un hongo rico en "alfa y betaglucanos, que estimula el sistema inmunitario para responder con más fuerza a los alérgenos y, además, reducir la mucosidad", concluyen desde Naturoteca.

Ir al suplemento de salud

Etiquetas
Comentarios