Despliega el menú
Salud

Heraldo Saludable

El abecé de las alergias para que no te pillen desprevenido este año

Con el periodo de polinización, muchas personas se ven afectadas por esta respuesta anómala del organismo frente a sustancias inocuas, causante del picor de ojos y nariz, los estornudos y rinitis, entres otros.

La irritación de las mucosas es uno de los síntomas más habituales, y suele cursar con estornudos.
La irritación de las mucosas es uno de los síntomas más habituales, y suele cursan con estornudos.
Pixabay

Con los cambios de temperatura y el inicio de la primavera, los estornudos, el lagrimeo excesivo y la obstrucción nasal hacen acto de presencia y, a menudo, cuesta distinguir si esta sintomatología corresponde a un resfriado o a una alergia; aunque, lo más común, es que con la llegada de esta temporada y del periodo de polinización sea esta segunda patología la que afecte al paciente. Así lo explica el jefe del servicio de Alergología del Hospital Clínico de Zaragoza, Carlos Colás, quien aclara que la alergia es "una respuesta anómala del sistema inmunológico, con la que se generan anticuerpos especiales frente a sustancias o antígenos que no suponen ninguna amenaza o peligro para el organismo".

Como consecuencia, las alergias producen "una reacción inflamatoria intensa que se percibe a través del estornudos, picor de nariz y ojo, secreción de moco líquido y taponamientos nasales, siendo los signos más frecuentes", asevera el doctor. No obstante, hace hincapié en que el mundo de la sintomatología alérgica es muy variado y de diferente gravedad. "En uno de cada tres pacientes diagnosticados cursa con asma, sufriendo sensación de ahogo, ataques de tos seca y ruidos y pitidos durante las respiraciones profundas", destaca Colás, quien advierte que un buen diagnóstico es esencial para dar con el tratamiento adecuado para cada paciente.

Siete cuestiones fundamentales para conocer mejor las alergias

¿Cuáles son las alergias más comunes en Aragón?Según el doctor Colás, quien además ejerce como profesor asociado de Alergología en la Universidad de Zaragoza, Aragón tiene unos rasgos característicos en lo que respecta al paciente debido al clima. "Las alergias al polvo son poco frecuentes; pero predominan las de los pólenes, siendo las más prevalentes a las gramíneas y al olivo, seguidas de las comúnmente llamadas capitanas o amarantáceas, que reaccionan a una gran variedad de plantas que polinizan en verano". Previene a los alérgicos al ciprés y al plátano de sombra, ya que está ahora "en plena eclosión, y se están registrando concentraciones muy altas y con síntomas de mucha intensidad".

¿El número de alérgicos en la región sube anualmente?Según datos del jefe de Alergología, uno de cada cinco aragoneses padecerá alergia en los próximos años. Y es que, aunque "los grandes incrementos de esta patología se produjeron a final de las últimas décadas del siglo pasado", el crecimiento aún no se ha estancado. "Anualmente se registra un discreto aumento de la población de alérgicos, pero en más rangos de edad: desde niños hasta personas de la tercera edad, que, si bien son menos frecuentes, también existen casos", asevera.

¿Hay alguna alergia respiratoria que se haya disparado en los últimos años?La alergia a los animales está creciendo "de manera alarmante", sobre todo la relacionada con los animales de compañía, como perros y gatos. Esta se da entre "gente predipuesta a desarrollar alergia que, además, tiende a ser más numerosa cada vez. Así, inevitablemente, afecta a hogares donde viven mascotas", explica Colás.

Antes la aparición de los primeros síntomas, ¿qué hay que hacer?Lo primero que hay que hacer es "valorar la intensidad de los síntomas, teniendo en cuenta que no depende del número de estornudos, pero sí de la interferencia que provocanen la vida cotidiana", advierte Colás. "Si perjudican la rutina y dificultan el descanso, hay que demandar asistencia médica", avisa. "No vale tomar lo primero que se encuentra: si todos esos aspectos se dan hay que acudir a los servicios sanitarios para que un profesional considere la situación y decida cuál es la atención médica que ayudará a restructurar al paciente", indica.

¿Cuál es el mejor momento para hacerse las pruebas?"No hay un momento idóneo para realizarlas", explica Colás. "Lo mejor es hacerlas fuera del brote agudo, para evitar falsos negativos, pues el paciente estará estabilizado y habrá pasado un plazo amplio desde la última toma de antihistamínicos", concluye el jefe de Alergología del Hospital Clínico.

Ir al suplemento de salud

Etiquetas
Comentarios