Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Salud

Siete trucos para evitar las estrías durante el embarazo

Beber agua e hidratar la piel son algunos de los sencillos pasos que ayudarán a prevenir la habitual aparición de estas pequeñas roturas de la piel. 

05/02/2019 a las 05:00
Durante el embarazo, la piel se estira y esto suele provocar pequeñas roturas.Freepik

Uno de los problemas estéticos que más preocupan a las embarazadas son las estrías, unas pequeñas y naturales roturas en la piel que se producen tras su estiramiento y su falta de elasticidad, propio del aumento de peso que se da en este periodo. De hecho, es capaz de estirarse hasta 10 veces durante todo el proceso de formación del bebé. Normalmente, su aparición más evidente se da durante el tercer trimestre del embarazo, momento en el que la piel se vuelve más reseca y la producción de colágeno se altera. Estos dos factores aumentan la posibilidad de la formación de estrías. 

Así,  junto al dolor de espalda, es una de las dolencias más frecuentes y que muy pocas mujeres se libran de su aparición en zonas como el pecho, la tripa o las caderas. Como en cualquier momento vital, los cambios corporales afectan a la piel y es fundamental contar con una rutina de cuidados que ayude a prevenir la aparición de las estrías o a minimizar sus efectos. Además, cuanto antes se empiece con estos tratamientos mayores beneficios aportarán a la piel. 

  • Hidratación. Si beber dos litros de agua al día es fundamental para cualquier persona, será aún más necesario durante el embarazo. Así, se favorece la elasticidad de la piel y su hidratación desde dentro. Para nutrir el exterior, es recomendable darse crema dos veces al día. De esta forma se conserva la elasticidad natural y se ayuda a que soporte el aumento de volumen corporal. 
  • Evita el sol y el tabaco. Este último, además de disminuir la producción de colágeno y elastina que favorecen la elasticidad de la piel, daña la salud del bebé. Respecto al sol, hay que evitarlo para que no se reseque. 
  • Ejercicio regular. Existe el falso mito de que no hay que realizar deporte durante el embarazo. Sin embargo, los ejercicios aeróbicos o de fuerza pueden reducir el riesgo de complicaciones en personas con obesidad e, incluso, fomentar el parto natural. También evita las microroturas. 
  • Alimentación equilibrada. Es la base de la vida ya que una alimentación adecuada aporta los nutrientes necesarios y ayuda a estar sano. Para cuidar la piel hay que tomar proteínas y alimentos ricos en vitamina A, E, C y magnesio. 
  • Masajea la piel. No está de más cuidarse a uno mismo y, por ello, masejear de forma circular las zonas conflictivas es beneficioso tanto para el estado de ánimo como para la piel. 
  • Utiliza un sujetador adecuado. Es recomendable que se vaya adaptando a los cambios de tamaño del pecho para que ayude a la piel a enfrentarse a los cambios de volumen en esta parte del cuerpo. 
  • Después del embarazo, continúa la nutrición. Hasta dos o tres meses después del parte hay que continuar nutriendo la piel para que se recupere por completo

- Ir al suplemento de salud 





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo