Despliega el menú
Salud
Suscríbete

Heraldo Saludable

Cuidado: tu móvil está lleno de bacterias

Día a día hacemos uso de cientos de objetos llenos de gérmenes y bacterias que podrían transformarse en fuentes potenciales de enfermedades.

La pantalla de un móvil contiene hasta 30 veces más bacterias que la tapa de un inodoro.
La pantalla de un móvil contiene hasta 30 veces más bacterias que la tapa de un inodoro.
Pixabay

Las bacterias y los virus están a nuestro alrededor, abundan en los objetos que utilizamos en nuestra vida cotidiana. Seguramente no habías reparado en uno de ellos, ese que te acompaña a todas partes y entretiene tus ratos libres: tu teléfono móvil.

Un estudio de la Universidad de Barcelona confirmó que un teléfono móvil reúne hasta 30 veces más bacterias que la tapa de un inodoro. Y ese aparato es el mismo que tocas aproximadamente 150 veces al día, en cualquier circunstancia. Además, cuando lo utilizas, está en contacto con tus manos, cara y oídos, y muy próximo a tu boca y tus ojos.

Pero lo cierto es que la mayoría de los gérmenes que el teléfono contiene son los mismos que ya posee nuestro cuerpo, por eso es realmente difícil que resulten perjudiciales para la salud. Basta con que lo desinfectes con cierta frecuencia para alejar de ti las bacterias dañinas.

Desinfectar el aparato

Es importante que desinfectes tu móvil al menos una vez al mes o, si es posible, a la semana. Algunos fabricantes recomiendan limpiarlo con un paño ligeramente humedecido, pero la realidad es que este método no es suficiente para desinfectarlo. Lo ideal es mezclar agua destilada con un poco de alcohol isopropílico que puedes encontrar en cualquier farmacia. Moja con cuidado un paño limpio con esta mezcla y tu teléfono estará listo para seguir utilizándolo.

Antes de comenzar la limpieza tienes que apagar el móvil. Una buena técnica para desinfectarlo correctamente es realizar movimientos circulares y secarlo después con la ayuda de otro paño. También puedes usar un bastón de algodón para limpiar bien sus esquinas y un palillo para los altavoces y demás conectores. Espera unos minutos antes de encenderlo y asegúrate de que está completamente seco.

Consejos para prevenir la contaminación

Es conveniente evitar riesgos y tomar ciertas precauciones, como posicionar el móvil siempre hacia arriba, para impedir que las bacterias acaben en tu organismo si lo has apoyado en una superficie contaminada. También hay que tener cuidado al prestar el teléfono a otras personas para que hablen, sobre todo si están enfermas, porque sus bacterias podrían propagarse y contagiar al dueño del aparato.

Si procuras no usar tu móvil en lugares infectados también podrás evitar que muchos gérmenes lleguen hasta el. Uno de ellos es, por ejemplo, la mesa del comedor: un edén para bacterias como el Staphylococcus y la E. coli, que frecuentan las pantallas y pueden causar molestias e infecciones intestinales.

Según la Universidad de Oregón, las bacterias del baño y de las heces son una constante en las pantallas de los teléfonos, así que llevar el móvil en todas tus visitas al cuarto de baño es una mala idea: será mejor que lo alejes de allí. Y lo mismo ocurre con el fregadero de la cocina, que acumula hasta 100.000 veces más gérmenes que el lavabo del baño. Por lo tanto, intenta no depositarlo en ninguna superficie culinaria.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión