Despliega el menú
Salud

Heraldo Saludable

Ver el cáncer más difícil de observar

Biopsia Virtual, del grupo de Oncología Molecular del Instituto de Investigación Sanitaria de Aragón, obtiene este galardón. Se trata de un método de imagen no invasivo para ofrecer un diagnóstico tratamiento más preciso.

Alberto Jiménez junto a Luis Miguel García Vinuesa, vicerrector de Política Científica de la Universidad de Zaragoza.
Alberto Jiménez junto a Luis Miguel García Vinuesa, vicerrector de Política Científica de la Universidad de Zaragoza.
Aránzazu Navarro

Las estimaciones indican que, para 2035, serán 315.413 los nuevos casos de cáncer. Una detección temprana, nuevas herramientas de diagnóstico y terapias menos invasivas son algunos de los avances más esperados. El proyecto Biopsia Virtual está dispuesto a marcar un antes y un después en este aspecto. «Nuestro objetivo es diseñar un método de imagen no invasivo que permita obtener la misma información que con una biopsia actual», explica Alberto Jiménez, jefe del grupo de Oncología Molecular del Instituto de Investigación Sanitaria de Aragón que trabaja en este proyecto.

Se trata de una técnica que este grupo ha probado en los tumores más letales. «Los cerebrales no dan muchas manifestaciones y, cuando se detecta, ya suele ser tarde –lamenta el investigador–. Lo que queremos es hacer que el tumor se descubra más rápido y generar anticuerpos para que, además de poder hacer la imagen, ayudar a que tanto las operaciones como los tratamientos sean más precisos», explica.

Con esta nueva herramienta –«más barata y de mucho menor tamaño en comparación con las actuales»–, el grupo de Oncología Molecular busca ofrecer un mejor diagnóstico para poder tener un tratamiento más efectivo.

Premio Investigación y futuro

Un premio ‘en casa’

«Este premio nos da mucha visibilidad y permite acercarnos a nuevas vías de financiación», detalla Jiménez. «A nivel personal, es muy importante pues Tercer Milenio fue para mí como queroseno en mi vocación científica. Era una ventana a ese mundo, ya que antes no había internet para poder informarse. Además, el premio es en Aragón, lo que significa que estás en casa, algo que en el mundo de la investigación es difícil de conseguir».

Accésit

Proyecto Barbara. Revalorizar desperdicios del cultivo de maíz, granada, almendras, limón y brócoli para desarrollar bioplásticos con prestaciones funcionales y estéticas avanzadas que se empleen para fabricar piezas mediante impresión 3D y su técnica más conocida, la extrusión de filamento fundido, que serán utilizadas en el sector de la automoción y de la construcción. En eso consiste en proyecto Bárbara, puesto en marcha pues Aitiip Centro Tecnológico. Desde el equipo investigador, coordinado por Berta Gonzalvo, aseguran que la Unión Europea produce cerca de 110 millones de toneladas de residuos animales y vegetales al año, de los cuales el 30% proviene directamente del sector agrícola, la ganadería y la explotación forestal. Mediante este proyecto se podrá revalorizar con una muy baja huella ecológica. Proyecto Dive.  «Dive es un dispositivo con el que podemos explorar de un modo muy preciso diferentes aspectos de la visión en niños desde los seis meses de edad». Así explica Victoria Pueyo el proyecto del que es responsable dentro del grupo de investigación en Visión, Imagen y Neurodesarrollo del Instituto de Investigación Sanitaria de Aragón. Esta herramienta permite detectar problemas visuales lo más precozmente posible. Para conseguirlo, se obtiene información a partir del comportamiento de la mirada ante diferentes estímulos, sin necesidad de que el paciente comunique lo que ve o no ve. Dive emplea la tecnologías de seguimiento de la mirada como ‘eyetracking’ y diseños de estímulos visuales concretos presentados mediante algoritmos que se adaptan a cada niño a lo largo de la prueba.- Ir al especial IV Edición Premios Tercer Milenio

Etiquetas
Comentarios