Salud

Heraldo Saludable

Boca abajo, boca arriba o de lado: ¿Cuál es la mejor postura para dormir?

Expertos de la Cátedra de Investigación del Sueño han valorado las ventajas e inconvenientes de las posturas que adquirimos a la hora de conciliar el sueño.

Dormir boca abajo dificulta la respiración fluida y modifica la curva cervical.
Dormir boca abajo dificulta la respiración fluida y modifica la curva cervical.

Tener una buena rutina de sueño es algo fundamental, y no solo para afrontar el día sin dormirse por cada esquina, sino para mantener una buena salud. Cada persona tiene un ciclo de sueño diferente y no todo el mundo necesita descansar las mismas horas -aunque se recomienda entre 6 y 8 horas de media-, pero hay un factor común que pocas veces se tiene en cuenta y es igual de importante: la postura. Según un grupo de expertos de la Cátedra de Investigación del Sueño de la Universidad de Granada – Grupo Lo Monaco, "la posición de la persona en la cama es un aspecto infravalorado, pero hay algunas situaciones especiales –los que padecen insomnio, apnea del sueño o las embarazadas- donde la postura puede mejorar el sueño o la salud".

¿Qué ventajas e inconvenientes tiene cada postura?

Boca abajo. Además de aprisionar la cara contra la almohada, provocando que aparezcan arrugas en el pecho y en la cara, esta postura modifica la curva cervical. "Otro inconveniente es que dormimos sobre el estómago y el pecho, impidiendo así una respiración fluida", explican los expertos.  Boca arriba.  Según estos investigadores, se trata de la postura idónea, pues el estómago queda por debajo del esófago, evitando el reflujo y facilitando la digestión por la noche. Además, la espalda descansa en una posición natural y no hay riesgo de arrugas faciales al a mañana siguiente. ¿El inconveniente? Esta postura provoca que los ronquidos sean más habituales, pues el paso del aire es más difícil.  De lado. Esta postura también tiene sus ventajas y desventajas, independientemente de si nos acostamos hacia un lado o hacia el otro. Con la postura fetal se alivia la tensión lumbar, si bien es cierto que la alineación de la espalda no siempre es la correcta. Aunque los expertos añaden que para las mujeres "no es muy recomendable, ya que puede provocar o agravar la flaccidez en el pecho", se trata también de la postura idónea para las embarazadas, "sobre todo de lado izquierdo, pues facilita la irrigación sanguínea y el paso de flujos gástricos sin presión. En el último trimestre se recomienda la postura supina (boca arriba), ya que facilita una correcta postura del útero".- Ir al suplemento de salud

Etiquetas
Comentarios