Salud

Heraldo Saludable

¿Por qué rascarse los ojos no es bueno para la salud?

Se trata de una de las zonas más sensibles del organismo, por lo que una buena higiene es fundamental.

Tocarse los ojos en exceso puede provocar la aparición de ojeras.

Es un gesto cotidiano al que cualquiera está acostumbrado, bien sea a primera hora de la mañana o cuando el sueño o el cansancio se acerca. Rascarse los ojos es un hecho involuntario que parece no entrañar ningún problema, pues en muchas ocasiones nos ayuda a limpiar este órgano o a que se hidrate si lo sentimos seco.

Este acto se ha convertido en algo todavía más habitual con el aumento del tiempo que se pasa expuesto a las pantallas, pues una exposición continuada a la luz artificial provoca el ya conocido como síndrome visual informático, cuyos síntomas más comunes son la irritación ocular, la fatiga visual, la visión borrosa y la sequedad.

No obstante, frotarse los ojos en exceso puede provocar algunos problemas para nuestra salud ocular que, si bien no revisten mucha gravedad, son bastante incómodos de sobrellevar y no siempre se solucionan con lavados con manzanilla. 

Infección ocular. Las manos son una de las principales fuentes de bacterias del cuerpo humano, pues están en contacto directo con todo tipo de objetos. Aunque nos las lavemos con frecuencia con agua y jabón, si nos rascamos, llevamos la suciedad a los ojos, lo que puede provocar una infección ocular o una conjuntivitis. Daños en la córnea. Si sentimos que algo ha entrado en el ojo y lo frotamos de manera compulsiva, podemos llegar a provocarnos daños en la córnea, membrana trasparente que constituye la parte anterior del globo ocular. Estas lesiones pueden ser irreversibles, por lo que conviene limpiarse con agua o, en los casos más graves, acudir al médico. Ojeras e hinchazón. Los ojos están rodeados de finos capilares que, si rascamos o tocamos con fuerza, pueden romperse y provocar pequeñas hemorragias que no suponen un problema de salud pero sí de estética, pues es así como se forman las ojeras. Los alérgicos tienen además doble riesgo de sufrir hinchazón, ya que las histaminas, partículas que se encargan de atacar cuerpos extraños cuando eres alérgico, suelen provocar hinchazón en esta zona. Cuanto más te frotes los ojos, mayor cantidad de histaminas liberará el cuerpo y mayor hinchazón sufrirás.- Ir al suplemento de salud

Etiquetas
Comentarios