Salud

Heraldo Saludable

Cuatro remedios caseros para aliviar las quemaduras solares

Una larga jornada de bronceado puede convertirse en la peor pesadilla para la piel si no se usa la protección adecuada.

Utilizar crema solar es indispensable para evitar estas molestas irritaciones.
Utilizar crema solar es indispensable para evitar estas molestas irritaciones.
Pixabay

Tras una larga jornada en la piscina o la playa disfrutando del buen tiempo y el sol, llegas a casa y te das cuenta de que tu búsqueda del bronceado perfecto se ha convertido en toda una catástrofe, ya que, lejos de conseguir un tono uniforme, has sufrido quemaduras en la piel. Lo esencial es intentar que esto no pase, utilizando la protección solar adecuada y anudándola con otros elementos como la nutrición que es un gran aliado para protegerse de los filtros del sol, pero una vez se ha llegado a este punto, además del clásico y efectivo ‘aftersun’, existen diversos trucos caseros para que alivies el picor y dolor que provoca esta exposición excesiva al astro rey.

Paños de leche fría

Seguro que en más de una ocasión has oído el consejo de utilizar gasas frías para rebajar la temperatura. Un remedio casero que ya utilizaba tu abuela para atenuar la fiebre y que también se puede usar en el caso de las insolaciones. En esta ocasión, los paños o gasas se deben empapar con leche fría y aplicarlos presionando suavemente sobre la piel quemada, evitando siempre frotar. Es mejor que sea con este lácteo que con agua, ya que la leche contiene vitaminas A y D, grasa, aminoácidos y ácido láctico, así como proteínas, suero y caseína. Unos componentes que promueven la curación e inducen a la piel a eliminar las células muertas.

Aloe vera

El efecto refrescante y relajante del aloe vera lo convierte en uno de los mejores remedios para el tratamiento de quemaduras de sol. Esta planta, con un alto contenido en colágeno, ayuda al proceso de curación y regeneración de la dermis. En la actualidad, se pueden encontrar geles de este producto en multitud de establecimientos, pero una opción más económica y que asegura que el producto sea 100% puro es cortar una rama de la planta y pasar la parte de la pulpa sobre la zona.

Infusión de manzanilla

La manzanilla tiene multitud de propiedades medicinales calmantes y antinflamatorias (aunque en ocasiones sus usos se confundan, como en el caso de los lavados de los ojos), unas características que son perfectas para aliviar el dolor y picor de las quemaduras del sol. Para ello, hay que preparar la infusión, dejarla enfriar, añadirle unos cubitos de hielo y, utilizando un paño o toalla, aplicarlo sobre la zona afectada.

Pepino

Los beneficios del pepino son legendarios. Es famoso por su poder refrescante y antiinflamatorio, unas propiedades que lo convierten en uno de los grandes aliados en la lucha contra las temibles ojeras, pero sus usos son mucho más variados. Esta verdura es una de las más hidratantes, siendo un 97% de su peso agua. Además, es rico en vitamina A, C y E y aceites naturales. Por eso, es una alternativa perfecta para realizar un ‘aftersun’ casero, triturándolo y colocándolo directamente sobre la piel.  

- Ir al suplemento de salud

Etiquetas
Comentarios