Salud

Heraldo Saludable

Cómo actuar ante una picadura de medusa

Los síntomas más comunes que presentan este tipo de lesiones son dolor, ardor, inflamación, enrojecimiento y sangrado de la zona del cuerpo afectada.

El tipo de medusas más frecuente implicado en las picaduras es el que pertenece al género Physalia.
El tipo de medusas más frecuente implicado en las picaduras es el que pertenece al género Physalia.
Pixabay

Durante la época estival, más allá de las de abeja, avispa o mosca negra (si te encuentran en Zaragoza, una de las picaduras que se repite con mayor frecuencia si nos encontramos disfrutando de unos días soleados en la Costa Dorada son las de las medusas: un animal marino capaz de inocular una sustancia tóxica cuando se sienten en peligro. Así, los síntomas más comunes que presentan este tipo de lesiones son dolor, ardor, inflamación, enrojecimiento y sangrado de la zona del cuerpo afectada. Pero, ¿cómo debe actuarse para mitigar el dolor y evitar que se extienda?

Así debes actuar si te pica una medusa

En verano, las medusas llegan a las costas españolas arrastradas por las corrientes marinas. El tipo de estos animales invertebrados más frecuente implicado en las picaduras es el que pertenece al género Physalia, que contiene en su capa más externa un conjunto de células que utilizan para captar alimento y que producen picazón, porque en su interior poseen un líquido tóxico. Lejos de llevar a cabo el mito más extendido frente a las picaduras de medusa (y que tan bien retrató la serie 'Friends' en un capítulo), orinarse en la zona dañada, así es como debemos actuar, paso a paso, si sufrimos un ataque.

1

Limpiar la zona

En caso de haber sufrido una picadura de medusa, el dolor es inmediato. Para tratarla, lo primero que hay que hacer es limpiar la zona afectada. El agua dulce podría provocar una rotura de las células urticantes (que son las que provocan la reacción) generando otra picadura. Por eso, la mejor opción es utilizar suero fisiológico o, en su carencia, agua salada.

2

Aplicar frío

Después, se deberá aplicar frío sobre la picadura durante 15 minutos, aproximadamente. Lo más recomendable es no exponer la herida directamente al hielo, cubriendo este con un paño o toalla.

3

¿Y los restos de tentáculos?

Para quitar los posibles restos de tentáculo de medusa adheridos a la piel deberán usarse unas pinzas, y no extraerlos nunca directamente con las manos. Para evitar que la reacción se extienda, se administrará un antihistamínico y un analgésico para aliviar el dolor.

Cómo prevenir una picadura

Vigilar la aparición de este tipo de animales en playas o lugares donde habitualmente se realizan baños e inmersiones, no tocar ni coger con las manos uno de estos ejemplares si no se llevan guantes protectores adecuados o mantenerse alejado si se avista alguna en el mar son algunos de los consejos para evitar sufrir una picadura de medusa.

Etiquetas
Comentarios