Salud

Heraldo Saludable

La anemia ferropénica, una cuestión femenina

El 20% de las mujeres en edad fértil, el 40% de las gestantes y el 14% de los adolescentes padece esta enfermedad.

Si una mujer tiene anemia en algún momento de su embarazo o en los siete días posteriores al parto tiene un mayor riesgo de morir.
Diseñan células madre para las transfusiones de sangre en pacientes con anemia falciforme
Pixabay

La doctora Ana Villegas, presidenta del Grupo Español de Eritropatología (GEE), perteneciente a la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH), ha señalado que, de acuerdo con estimaciones, en España el 20 por ciento de las mujeres en edad fértil, cuatro de cada diez gestantes y el 15 por ciento de los adolescentes tiene anemia ferropénica, la más común de las anemias y producida por la falta de hierro en el organismo.

Así lo ha resaltado la especialista durante la presentación del manual 'Manejo del déficit de hierro en distintas situaciones clínicas. Papel del hierro intravenoso', que ha sido elaborado por el GEE, en colaboración con la compañía biofarmacéutica Vifor Pharma, y que analiza el abordaje del déficit de hierro y de la anemia ferropénica para todos aquellos profesionales sanitarios que participan en los tratamientos de estos pacientes.

De acuerdo con los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en el mundo hay más de 4.000 millones de personas con déficit de hierro. De entre ellos, poco más de la mitad padece anemia ferropénica, lo que se traduce en un 15 por ciento de la población mundial.

"Es un auténtico problema de salud pública, son solo en países subdesarrollados sino también en España", ha alertado la doctora Villegas, añadiendo que las cifras de anemia ferropénica aumentan "considerablemente" en niños prematuros, afecta al 10 por ciento de lactantes y preescolares y al 5 por ciento de los ancianos. "En estos últimos casos puede llegar al 20 por ciento de los mayores de 85 años y al 50 por ciento de los que se encuentran hospitalizados", ha detallado.

El doctor Ángel F. Remacha, hematólogo del Hospital de la Santa Cruz y San Pablo de Barcelona, también coordinador del manual, ha incidido en que, según un estudio reciente llevado a cabo en varios países de la Unión Europea, como Alemania, Bélgica o España, alrededor de 22 mujeres de cada 1.000 presentan anemia al año. En hombres, ese dato cae hasta los 4,6 por cada 1.000.

A la vista de estos datos, la presidenta del GEE ha justificado la pertinencia del manual debido al "empleo de hierro intravenoso en la práctica clínica, que se ha disparado hasta límites excesivos, llegando a producir una auténtica sobrecarga de este metal en algunos pacientes". Por ello, ha recordado que esta situación clínica debe ser tratada con hierro oral, y "solo ha de considerarse la terapia intravenosa cuando falla éste o se necesita una restauración inmediata".

Anemia ferropénica en embarazadas

Remacha ha explicado que hay varios colectivos que corren mayor riesgo de sufrir los efectos de la anemia ferropénica. Las primeras las embarazadas, que "se exponen a un riesgo tanto para la mujer como para el feto. Según estimaciones de países con rentas bajas o medias, expuestas por el doctor, este tipo de anemia sería la causa del 12 por ciento de los recién nacidos de bajo peso, del 19 por ciento de prematuros y del 18 por ciento de la mortalidad perinatal.

En España, ha puntualizado Remacha, se ha producido "un incremento de casos de anemias graves en las últimas fases del embarazo, debido probablemente a las personas inmigrantes, que llegan a España en ocasiones con una situación de hierro en el organismo muy deficiente". En estos casos, el doctor sí recomienda el hierro intravenoso, que supone "una buena alternativa a la transfusión a partir del segundo trimestre del embarazo".

Por su parte, la doctora Montserrat López Rubio, jefa del Servicio de Hematología del Hospital Universitario Prínicipe de Asturias de Alcalá de Henares, y co-coordinadora del manual, ha recordado que muchos de los antojos producidos durante el embarazo se producen precisamente por la falta de hierro en el organismo.

Niños, adolescentes y deportistas

Los expertos también han remarcado que este déficit de hierro también es "frecuente" entre los deportistas, especialmente en niños y mujeres aún mestruantes, "donde se puede alcanzar una prevalencia de hasta el 50 por ciento. Esta situación también afecta sobremanera a deportistas de alta resistencia y en aquellas disciplinas con una alta incidencia de trastornos de alimentación, debido a "restricciones en la dieta para competir al más alto nivel".

"La ferropenia en deportistas disminuye el rendimiento físico, junto con otros efectos característicos de la enfermedad como astenia, caída del cabello o fragilidad de uñas", ha destacado la doctora Montserrat López Rubio.

En última instancia, el doctor Ángel Remacha ha incidido en que la falta de hierro también puede estar "muy relacionada" con el mal rendimiento escolar durante la infancia y la adolescencia. "Es muy importante atajar el problema cuanto antes, sobre todo en lactantes, ya que el déficit de hierro en esta etapa puede tener consecuencias hasta, incluso, la adolescencia", ha advertido el experto.

- Ir al suplemento de salud

Etiquetas
Comentarios