Despliega el menú
Salud

Heraldo Saludable

Alertas inteligentes: tecnología del presente en residencias y hospitales

La Jornada de Tecnología y Salud organizada en Zaragoza ha acogido la presentación de proyectos que permiten detectar si un paciente se ha caído de la cama o si tiene alguna necesidad, sin que para ello tengan que pulsar ningún botón.

El objetivo de estas tecnologías es permitir una atención más rápida y eficiente.
Alertas inteligentes: tecnología del presente en residencias y hospitales
Pixabay

Habitaciones inteligentes o sistemas que alertan al personal sanitario de un cambio inusual en el comportamiento del paciente. Parece la tecnología del futuro pero forma parte del presente en cientos de residencias de ancianos y hospitales.

"A día de hoy, cada vez tenemos un mayor porcentaje de residentes envejecidos. Al entrar a las residencias hay más casos de demencia o Alzheimer, que imposibilitan que le den a un pulsador ante una emergencia", explica en declaraciones el gerente de Digital Hand Made y proveedor de la Asociación Aragonesa para la Dependencia (ARADE), Sergio Losilla.

Su proyecto tecnológico en el sector sociosanitario centrado en la atención a la persona es solo uno de los casos de éxito que se han presentado este miércoles en la Jornada de Tecnología y Salud organizada en Zaragoza por el Clúster de la Salud y el Clúster de las Tecnologías de la información y la comunicación (TIC) de Aragón.

Las habitaciones inteligentes para hospitales y residencias de Ibernex o la plataforma colaborativa para obtener los datos médicos ante situaciones de emergencias 'Health Box' han sido otros de los proyectos que se han puesto encima de la mesa en este foro, que muestra cómo la tecnología se pone al servicio de la salud.

En el caso de Digital Hand Made, la empresa está desarrollando actualmente lo que denominan como "sistemas no intrusivos", que detectan cuando el residente tienen alguna necesidad sin que tenga que pulsar ningún botón ni activar ningún mecanismo.

El gerente de la compañía lo explica con un ejemplo: "Podemos detectar que un paciente no está bien porque va muchas veces al baño. Hacemos que el sistema notifique de manera no intrusiva o pasiva que ha habido un cambio de patrón de conducta".

Los sistemas están individualizados y registran los gustos del paciente (por ejemplo, si un residente no come pescado) y también sus hábitos dentro del centro.

"Tomemos el caso de un residente que siempre ha estado en el campo y le gusta mucho. Si en la residencia durante una semana no sale al jardín, algo le ocurre a ese anciano: el sistema lo detecta y avisa mediante una notificación a los auxiliares", ilustra Losilla sobre estos sistemas que su empresa ya ha implantado en centros aragoneses y de España.

¿Y si también pudiéramos detectar si un paciente se ha caído mediante sensores de movimiento en su cama? Esta es precisamente una de las soluciones que ofrece Ibernex en sus habitaciones inteligentes, donde desarrollan un "despliegue de las tecnologías que existen actualmente para intentar solucionar necesidades concretas".

Así, si un paciente sale de la cama y tarda demasiado en regresar, un sistema de gestión de alarmas alerta al personal, ya que puede ser que se haya caído.

"Ibernex, como parte del grupo Pikolin, hace tiempo que ha apostado por el paciente y la cama como centro de operaciones. Así, con sensores de movimiento o de presencia podemos saber si esa persona está o no está", concreta el CEO de Ibernex, Tomás Prieto.

Pero no todos los proyectos que se han presentado este miércoles están pensados para "centros de alta ocupación", como residencias u hospitales.

El proyecto 'Health Box', desarrollado por Inycom, también utiliza la tecnología para facilitar la atención sanitaria, pero en este caso mediante una plataforma colaborativa que permite conocer datos básicos como el grupo sanguíneo o las alergias en una situación de emergencia.

El objetivo es una atención "más rápida y eficiente" sobre todo en lugares como las mutuas laborales con centros hospitalarios propios o concertados o bien en otras Comunidades Autónomas, donde no existe un acceso directo a esta información en caso de urgencia.

"Si yo autorizo a través de esta red el permiso para acceder a mis datos, cuando llegue allí podrán acceder con mi autorización y dar una asistencia en teoría mucho más rápida, la cual en ocasiones puede llevar incluso a salvar la vida", apunta el director de la Unidad Operativa de Identidad Digital de Inycom, Miguel Ángel Barea.

Diferentes propuestas que buscan dar respuesta a nuevas necesidades de una sociedad cada vez más envejecida y en la que la tecnología se presenta como toda una apuesta por la salud y la calidad de vida.

Etiquetas
Comentarios